Fue una de las figuras a lo largo de todo El Metro, en la última llave, cuando las papas quemaban apareció poco (en cuanto a minutos) pero lo hizo de gran forma y en los momentos que su equipo lo necesitaba: Facundo Medina, que en medio de los festejos se tomó unos minutos para hablar con Básquet Total.

El salteño comenzó dando su primera impresión de este ascenso con Cordón: “Cumplimos el objetivo. Cordón se armó para esto, sufrimos más de lo esperado no te voy a mentir, pero se dio y ahora tengo una alegría tremenda”.

La serie ante Verdirrojo fue de lo mejor del torneo y así lo vio Medina: “Verdirrojo es un cuadro muy aguerrido, tienen mucho huevo, le ponen mucho empeño y fue muy difícil. La clave fue concentrarnos en ese primer cuarto y sobre todo en el final no perder la cabeza”.

Mucho se habló del poco protagonismo que tuvo en grandes pasajes de la serie, aunque en los momentos claves no falló: “Creo que es más importante aparecer al final que al principio, ¿no?. Ahí es cuando la bola más pesa, por suerte se dio que la pelota entró al final y pudimos terminar quedándonos con el punto”.

Medina terminó hablando de lo que significa este ascenso para él en lo personal: “Para mi esto era una cuenta pendiente. Había jugado Metro y había perdido la final con Stockolmo, con Tabaré tuvimos la mala suerte de que nos sacaron tres puntos y quedamos afuera de playoffs, como yo pensaba la tercera terminó siendo la vencida y se dio el ascenso”.