Leonardo Zylberztein se sumó a la ronda de notas previas a los entrenadores de la LUB. El DT bicampeón habló de la temporada que se aproxima con el objetivo claro de ir por el “Tri”.

¿Cómo va la preparación pensando en la triple competencia?

Creo que como todos los equipos, salvo algunas excepciones, a nosotros recién nos están llegando los extranjeros, tenemos jugadores que están en El Metro. No hicimos básquetbol y recién vamos a tener el primer amistoso hoy con nueve jugadores. Esperemos que esto en algún momento se pueda cambiar y las competencias sean como tienen que ser, todas al mismo tiempo.

¿Cómo toma que la competencia internacional llegue tan rápido?

Nosotros somos el primer equipo en jugar la Liga Sudamericana, tomaremosel torneo internacional para agarrar rodaje de cara a la Liga Uruguaya. Antes tenemos cuatro amistosos, trataremos de llegar a un punto óptimo. Hoy con Trouville, dos en el cuadrangular que se va a disputar en Welcome y luego uno con Nacional.

¿Cómo va definiendo los roles en el equipo con los retoques que tuvo el plantel?

Después de terminado el torneo anterior sabíamos que Luciano (Parodi) se iba a ir, pero nosotros teníamos un base de enorme categoría como Salva (Zanotta), confiamos mucho en él. Tenemos un plantel muy parecido al del año pasado que para nosotros es importante, pese a las ausencias de Luciano y de Jaime (Lloreda). Facundo (Medina) se acopló muy bien, va a tomar un poco de ser el rol de sustituto de Salva ahora que Pierino está lesionado. Confiamos en ellos para que se pueda realizar un buen trabajo. Estamos probando diferentes situaciones, Agustín (Viotti) también podría tomar el rol de base, está en nosotros sacar lo mejor de ellos, todos han jugador en formativas conmigo en ese puesto.

¿En ese sentido se hace importante el refuerzo de Osimani para la Liga Sudamericana?

Eso está en manos de los dirigentes, ojalá que se pueda dar, no porque Salva no esté en condiciones de tomar el rol de base titular, pero Osimani es un jugador de mucha experiencia y jerarquía. Estamos en veremos en esas cosas.

¿Cómo ve el grupo de Liga Sudamericana?

Es un grupo duro, con San Martín de Corrientes que terminó primero en su serie el año pasado en Argentina, que se reforzó y que ya lleva jugados ocho amistosos. Flamengo vuelve a las competencias internacionales, es muy fuerte. Y los colombianos que tratarán de reunir lo mejor de su país para ese torneo, siendo local. Los tres equipos uruguayos estamos en grupos complicados, trataremos de hacer el mayor esfuerzo para estar en esos primeros dos lugares, y si no queda la puertita como mejor tercero, pero nosotros jugamos primeros y juegan todos con resultados vistos. Iremos a ganarle a los colombianos y tratar de pegar el de San Martín o Flamengo.

¿Queda la cuenta pendiente de ganar algo internacional?

Obviamente que uno siempre quiere ganarlo. Pero la realidad de la preparación para este torneo nos pone en una situación dificil. Además vuelven a estar los brasileños como otra complejidad. Nos queda la lástima que el año pasado estuvimos muy cerca y que este año no creo que lleguemos de la mejor manera. Pero vamos a dar todo lo mejor, que siempre fue lo que este equipo dio. Vamos a llegar mejor a la Liga de las Américas, aunque sube la dificultad de los rivales.

¿Qué le llevó traer a Williams?

Cuando empecé a buscar extranjeros porque Jaime arregló en Paraguay, Jesus Rostán me tiró algunos nombres, Erik Williams a través de videos y datos donde jugó, me di cuenta que había jugado con Mike (Hicks) en Italia. Las referencias fueron buenas y lo elegimos a él porque pensamos que es lo que necesitamos; un grande que cortina bien, que pueda correr, que caiga al poste bajo, creo que nos va a dar eso. Tiene menos kilos de lo que me habían comentado, si es un jugador más rápido nos viene bien. Como siempre en el tema extrajeros está en constante evaluación, ya que después que empieza el torneo lo único que se pueden cambiar son ellos o el entrenador, aunque este año se suma el draft.

 

¿Cómo ve el cambio de formato del torneo?

Da un poco más de tiempo. Si lográs clasificar en los primeros dos lugares en el apertura da para poder probar. Lo más importante es entrar entre los ocho, para después acomodarse en la Liguilla y llegar al Palacio en el mejor lugar posible. En ese aspecto quizás tenemos un poquito menos de presión, pero lo importante es llegar en el momento óptimo al final, y ese el camino que hay que ir tomando, que es muy dificil.

¿Cuál es el objetivo en la Liga Uruguaya?

Siempre le digo a los jugadores y hablo con los dirigentes que nos alimentamos de la presión de que nos pongan como candidatos. Sabemos que tenemos que pelear el torneo y defender lo que entre comillas es nuestro. Es lindo ganar y volver ganar es mucho más lindo. Queremos hacer historia porque no hay ningún equipo tricampeón de Liga Uruguaya. Trataremos de tener las herramientas y hacer el trabajo diario que nos lleve a lograr el objetivo.

¿A quienes ve como candidato?

Malvín va a ser un candidato importante, Aguada que mantiene una base. También creo que Urunday es un equipo que estuvo muy cerca de llegar a los cuatro y va a ser duro. Biguá se potenció. Defensor en definitiva no se diezmó tanto como parecía. Creo que no podemos descartar a ninguno de ellos, son varios los que van a pelear por salir campeón.

¿Qué importancia le da a entrenar todos los días en el club?

Nos sentimos cómodos entrenando en Macabi, tenemos disponibilidad de tener dos gimnasios y sala de pesas. Solo vamos a hacer tiro a Tabaré, no practicamos donde jugamos. Hay un montón de cosas que se podrían hacer mejor, pero estamos muy cómodos y nos gusta estar en el lugar que estamos.