Malvín se metió nuevamente en una final al derrotar a Nacional 2-0 en la serie. Tras el segundo partido, Mariana Sosa, que fue importante en el triunfo, habló con Básquet Total.

Comenzó hablando de lo que fue el triunfo: “Al final en el segundo tiempo lo supimos quebrar y después mantuvimos la diferencia esa de 10 o 15 puntos que le permitió jugar a todas”

En una temporada en la que las playeras tuvieron poco recambio en la base, Mariana la tomó y lo hizo de buena manera: “Es mi posición natural, me ha tocado estar ausente en varios partidos pero este es un equipo largo. Hemos tenido varias lesiones, Sabina (Bello) la planta del pie, Lucía (Guadalupe) la rodilla, Fiorella (Martinelli) el gemelo y ellas tres son nuestro perímetro. Pero por suerte las que estamos afuera pudimos entrar e intentar dar lo que el equipo necesite en cada momento. Ahora con Sofía Moreno, la mexicana que trajimos, creo que llenamos un hueco que lo necesitábamos bastante más que nada por el rebote”.

Además respecto a la rotación del equipo, agregó: “Por suerte somos un plantel largo y lo importante es que todas podamos jugar en todos lados. Antes de que venga Sofía éramos todas chicas e intentábamos rotar. También tenemos a Emilia Larre Borges que es una chica de las formativas, que para el medio tiene un cuerpo bastante grande y de a poquito se está metiendo en el plantel principal, que es lo que todas queremos porque es una del club y queremos que juegue a la par nuestra”

Mariana integró el cuerpo técnico de Javier Espíndola en 25 de Agosto y ahora lo hace en Welcome. Respecto a que le aporta y que le saca dijo: “Me resta más que nada en el tema físico porque no puedo entrenar. Los horarios de entrenamiento son casi los mismos. Me intento hacer un huequito e ir de vez en cuando, en los partidos intento estar. Pero la verdad es que aprendo todos los días, Javier es un entrenador excelente y estando ahí, escuchando los entretiempos, escuchando las correcciones que le hace a sus jugadores, intento absorber todo y después si lo puedo llevar a cabo en el juego mejor. Pero sobretodo estoy aprendiendo muchísimo en la parte profesional”.

Además, se animo a contar con que jugador de los que trabaja se siente más identificada en su juego: “Este año me gustó mucho en 25 la participación de Manuel Mayora . Me siento un poco identificada con él porque defiendo, él defiende muy bien. Capaz que no tenemos tanto gol de afuera pero ordenamos al equipo y sobre todo el defender desde arriba que es lo que requiere el básquetbol moderno”.

En la jornada del sábado fue muy importante a la hora de enfriar el partido cuando el equipo lo necesitaba: “Nuestra primera opción siempre es correr, pero hay veces que hay que tenerla un poquito más y sobretodo ahora que tenemos a Sofía que gravita en el poste bajo, que es alguien a la que se la podemos dar y a partir de ahí, cortar o romper al aro. Siempre la primera opción es correr, nuestra jugadora que más corre está sentida que es Sabina. Ella es la que siempre corre adelante, sabemos que se la podemos tirar y va a estar ahí. Ahora está un poquito sentida y capaz que no corre tanto como antes pero eso es lo que tratamos hacer”.

Varias de sus compañeras de equipo estuvieron presentes en la otra semifinal y sobre sus posibles rivales en la final expresó: “Sé que estuvieron ahí pero no hablamos nada, sobre todo para llevar a Sofía a que conozca a las demás rivales, a cualquiera de los dos que nos vayamos a enfrentar. Goes fue la final del año pasado, sin Victoria (Pereyra) es otro equipo pero tiene jugadoras muy buenas como Jessica (Da Costa) que es fuerte, defensivamente es muy buena; y Defensor me parece que es la sorpresa del campeonato. Está fuerte, están entrenando muy duro, tiene un plantel largo, una buena rotación y me parece que con cualquiera de los dos va a ser una final linda como la del año pasado, a las que no estamos acostumbradas, ni a la paridad, ni a que haya gente, como hoy que vino bastante a ver. Estamos viviendo que el femenino está creciendo”.