Marne superó a Auriblanco por 86 a 82 en cancha de Unión Atlética y mandó la serie a un partido más para definir quien se salva del descenso. En el Tifón brilló nuevamente Andrés Piñeiro, quien junto a Santiago Pereira y Tyrone McNeal anotaron el 83% de los puntos de su equipo.

El equipo dirigido por José Fernandez salió a la cancha con Santiago Pereira, Andrés Piñeiro, Diego Olivera, Javier Crocano y Tyrone McNeal. Por su parte el papal lo hizo con Facundo Sanchez, Alvaro Taibo, Camilo Colman, Nicolas Gentini y Rod Goncalvez.

El primer cuarto comenzó muy parejo, mientras el Tifón se encontró con muy buenos porcentajes desde los 6,75 desde el inicio mismo del partido, sobre todo de la mano de Piñeiro y Pereira, Auriblanco trataba de hacerse fuerte en el poste bajo. Si bien Goncalvez no desequilibraba en el goleo, él y Colman obligaban mucho, cargando rápidamente de faltas a Crocano y Olivera. Por el lado de los de Luis Perez el gol llegaba de la mano del Torito Gentini quien anotó 10 puntos en el periodo. Se fueron al primer descanso 23-22 con ventaja para el Auri.

La cosa continuó muy pareja en los segundos 10 minutos pero al tiempo que los protagonistas se alternaban en Auriblanco, en Marne seguían acaparando toda la atención Piñeiro y Pereira que eran los dueños de su equipo. Los de Luis Pérez llegaron a sacar cuatro (34-30) siempre haciéndose fuertes en la pintura, esta vez de la mano de Goncalvez y Joaquín Jones, quien ingresó muy bien desde la banca. Un 7-0 tras un minuto de José Fernandez le dio la ventaja a Marne 37-34, pero en el cierre un doble, nuevamente de Cachito, mandaba el partido al descanso largo 37-36 para el Tifón.

El Tifón sorprendi{o en el arranque del segundo tiempo. Un parcial de 7-0 le daba ventaja de ocho puntos con un detalle, cuatro fueron del extranjero McNeal quien calentó la mano rápidamente en la segunda mitad luego de haber conseguido 1/7 en tiros de campo en la primera. Camilo Colman asumió la responsabilidad en el Auri y fue el responsable de mantenerlo en partido, luego cuando se le comenzó a abrir el aro a Goncalvez parecía que había partido, pero allí estaba Piñeiro para poner un triple en cada momento clave del encuentro. De todas formas en el cierre Fernadez rotó el plantel para darle descanso a alguno de sus jugadores y se le acabó el gol, Auriblanco lo aprovechó y con una gran remontada, incluyendo un 7-0, pasó y se fue al ultimo descanso con ventaja de un punto, 60-59.

En el ultimo periodo parecía que todo podía suceder, se alternaban en el marcador sin sacarse mayores ventajas, lo que hizo que Fernandez pidiera un minuto de tiempo para acomodar sus cartas. El gol estaba en Piñeriro-Pereira-McNeal y así lo leyó el entrenador que paró un equipo para jugar para ellos. Los tres estaban con confianza y lastimaron de todos lados. Promediando el ultimo periodo la ventaja era de 4 para Marne que no lo iba a perder más. En Auriblanco, los lideres naturales del equipo, Cacho Jones y Camilo Colman se jugaban las ultimas cartas apuntando a la reacción, pero a falta de 1:30 una bomba tremenda de Santiago Pereira le daba 7 de ventaja a Marne y le bajaba la persiana al encuentro. El marcador final fue 86-82 para el Tifón que sigue soñando con quedarse en El Metro.

La figura de la cancha fue Andrés Piñeiro quien terminó con 32 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias y 3 robos para una valoración de 29. En el goleo fue bien secundado por Santiago Pereira, quien terminó con 21 unidades y Tyrone McNeal con 18. Entre los tres anotaron 71 de los 86 puntos de Marne. Mientras que en Auriblanco el goleador fue Rod Goncalvez con 22 unidades.