La Copa Biguá se cerró con la victoria del agutatero ante el local y un muy buen partido entre los argentinos Atenas y Peñarol.

A primera hora Aguada confirmó su favoritismo ante un diezmado Biguá, que de cualquier forma se mostró competitivo. Curtis y Diego García fueron los puntos altos del rojiverde que igualmente no jugó a su mayor posibilidad y estiró la rotación dando oportunidad a algunos Sub 23. El “Pato” mostró un interesante Hernán Álvarez, acompañado por Rojas y Oriakhi, de quien preocupan sus porcentajes en tiros libres.

En el juego de fondo, Atenas de Córdoba y Peñarol de Mar del Plata mostraron un reflejo del basquet de la vecina orilla, intenso, dinámico, con mayor movilidad de los jugadores sin balón y buena circulación del mismo.

El equipo de Casalánguida se prepara para ser protagonista del Súper 20, con dos extranjeros de altísimo nivel, Meyinsse y Sims, figuras con 23 y 19 puntos respectivamente. Fernández Chávez fue el nacional más destacado con 21 unidades, junto con el juvenil Leo Lema que aporta intensidad y verticalidad al equipo.

Los de Leo Gutiérrez tuvieron menos fluidez ofensiva, pero tanto Glenn como Pettigrew viniendo de la banca aportaron el gol que le faltó al equipo en el arranque. Diego Guaita también tuvo momentos de destaque, y fue más que interesante lo hecho por el juvenil Joaquín Valinotti en la base del equipo.

Victoria 91-77 y la Copa Biguá se fue para Córdoba. Mención aparte para el espectáculo de alto nivel al cual Biguá nos tiene acostumbrados, el cual fue transmitido también por Directv, y la importancia de seguir recibiendo en nuestro país equipos argentinos de primera categoría.