Stockolmo derrotó a Colón 79 a 71 tras alargue y con esta victoria selló su estadía en El Metro para el próximo año.

Lindo marco de público y un fuerte operativo policial en las afueras del escenario aguatero acompañaban a un encuentro que desde la previa se palpitaba como una final. Como sucedió durante todo el certamen, ambas parcialidades ingresaron con el encuentro comenzado y le pusieron color al recinto rojiverde.

El nerviosismo se hacía presente en el rectángulo de juego. Las imperfecciones predominaban en los minutos iniciales. Durante el transcurso del primer periodo Colón logró aprovechar la mano de Andrés Rodríguez y el ingreso de Leandro Pintos le dio aire en la pintura y la descarga necesaria para asistir a sus tiradores. En Stockolmo de a poco aparecía Facundo Grolla y Octavio Medina crecía en la culminación del cuarto. Los primeros 10 minutos terminaron igualados en 17 unidades por lado.

Colón salió al segundo cuarto y con más ganas que ideas abría una renta de cinco puntos. Federico Della Mea lograba despegarse de su defensa, situación que no se dio en la primera parte, y las pelotas iban todas a su mano. Martín Couñago aparecía en el conjunto del Prado en momentos claves y no permitía que el verde se despegara en el score. La incertidumbre seguía presente en la avenida San Martín. Dentro de la cancha el encuentro no sufría ningún quiebre y eso motivaba a que el aliento de las parcialidades fuera cada vez más fuerte y continuo. El verde se fue al descanso largo 36 a 33 arriba en el marcador.

Stockolmo salió mejor luego del descanso con Trevante Drye como principal carta en el ataque. El verde reaccionó a tiempo impulsado por Los Borrachos de Colón. Della Mea fue el encargado de contagiar al equipo y Scott Cutley empezaba a entender la importancia de este juego. La jóvenes del equipo del Prado mostraban un indicio de rebelión, Couñago y Medina eran los responsables del envíon. Para delirio de la parcialidad del verde el Fefo aparecía en el momento que más lo necesitaba su equipo y le daba la tranquilidad de entrar a jugar el último periodo 51 a 44 arriba.

Rodríguez seguía siendo gravitante en ofensiva para los dirigidos por Diego Palacios pero Medina impedía que se diera el corte que esperaba la gente de la esquina del movimiento. A pesar de su enojo el oriundo de Hebraica y Macabi provocaba que la “S” siguiera con vida. Los Pibes del Prado se ilusionaban porque el azul pasó en el marcador a falta de 2.30. El escenario aguatero era una caldera a punto de estallar. En el final las alterancias en el score eran innumerables. Se sacaban chispas entre ambos y la definición era de película. Medina marró dos libres con 40 segundos por jugar cuando su equipo iba abajo por un doble. En la recarga Cutley tuvo la posibilidad de sellar la victoria pero terminó errando su segundo personal y con un gol rápido Drye colocaba a su equipo a una unidad a falta de 16 segundos. El verde saco del costado, el extranjero fue cortado y nuevamente falló un libre. Medina, pilar fundamental en el conjunto del Prado, igualó el encuentro en 64 a tres segundos del final. Lo propuesto por Palacios no fue plasmado en la última jugada y se debieron jugar cinco minutos más de basquet.
Stockolmo colocó un 4-0 que permitió a la “S” abrir una pequeña renta. Medina como estandarte y Juan Viana con un triple de otro partido permitía que los del Prado empezaran a soñar con quedarse encuentro. Colón estaba perdido en el tiempo extra. Cutley asumía ofensívas fuera de su zona de confort, Rodríguez cometió su quinta falta y vio el final desde el banco. Las aspiraciones del verde se esfumaban cuando los azules sacaban siete puntos a falta de 1.40. Nada cambió en los instantes finales, la “S” abrochó el encuentro por 79 a 71 y celebró la permanencia en la divisional para el próximo año