Capitol aplastó a Auriblanco, le ganó 92-74 y se quedó en segunda siendo el mejor equipo del triangular.

Bajas en ambos lados, Nicolás Comas ausente en Capitol y Andrés Jones en Auriblanco por una contractura.

De movida el equipo del Prado mostró una superioridad en todos los aspectos del juego. Jugando desde el pick central de Galletto encontró réditos por todos lados. Además del base, fueron efectivos Efese y Héctor Silva, a los que se sumó la inteligencia de Wenzel para superar la endeble defensa papal. Desconcentraciones y poca claridad ofensiva fueron el denominador común del elenco de Luis Pérez que se fue 26-12 abajo.

El segundo cuarto comenzó con un 4-0 que estiró la renta, pero Auriblanco esbozó una reacción con un parcial de 7-0 entre Joaquín Jones y Goncalvez. De todas formas el malhumor llevó a desconcentraciones, la unión que caracterizó a los del barrio Bella Vista durante toda la temporada fue la imagen opuesta a lo que se vio en el primer tiempo.
Cal sacó a Efese con dos faltas para cuidarlo y llamativamente Pérez también decidió sacar a Goncalvez. Con un doble bárbaro de Wenzel los del Prado se fueron 48-31 arriba al descanso largo.

En el tercer cuarto se vio lo mejor de Auriblanco, que tras una charla previa al arranque de Jones salió con otra mentalidad. Buscando a Goncalvez que fue el mejor, encontró también goles de Colman y Joaquín Jones. Pero el brasileño erró muchos libres y una discusión efusiva entre Suárez y Colman terminó con técnico para el base.
Todo eso lo aprovechó Capitol para recuperar 20, aun así, el papal volvió a ir por el resto y se llegó a colocar a 12 con la pelota. Suárez tiró un triple que salió y a partir de ahí los de Pérez hicieron todo mal, cerrando el tercero 17 abajo tras triple en la hora de Soto.

En el último, pese a que Goncalvez se hizo incontenible en la zona pintada y con cortes hacia el aro convirtieron Colman y Jones, la suerte estaba definida. Al influjo de Galletto Capitol manejó el juego a su antojo y tuvo recursos varios para llegar al gol en reiteradas ocasiones. Se terminó floreando, fue justo porque fue el mejor equipo del triangular, el “Capi” ganó y confirmó su estadía en segunda.