Serbia venció a Rusia y se metió en la final del EuroBasket. Los balcánicos, estarán nuevamente en la definición de un torneo importante, como lo hicieron en el Mundial 2014 y JJOO 2016.

Los dirigidos por Sasha Djordjevic saltaron a la cancha con Stefan Jovic, Bogdan Bogdanovic, Vladimir Lucic, Stefan Bircevic y Ognjen Kuzmic. Por su parte, los de Sergey Bazarevich comenzaron con Alexey Shved, Dmitry Khvostov, Dmitry Kulagin, Andrey Vorontsevich y Timofey Mozgov.

El encuentro celebrado en el Sinan Erdem Arena de la ciudad de Estambul, presentó un comienzo muy entretenido, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. Los bálticos lastimaban con las constantes penetraciones de Alexey Shved, que culminaba todos los ataques con una canasta, descarga o recibiendo una falta del rival. Por su parte, los balcánicos tenían en una jornada muy inspirada a dos jugadores, Bogdan Bogdanovic en el perímetro y Boban Marjanovic en el poste bajo.

De a poco, los serbios fueron tomando el control de las acciones, sobre todo gracias a la mejora en la postura defensiva, siendo importantes en dicho aspecto las figuras de Vladimir Lucic y Stefan Jovic, que se ocupaban de tomar a Shved y Khvostov, que eran los encargados de ejecutar la mayoría de los ofensivas de los rusos. Además, Serbia se hacía fuerte en la toma del rebote, tanto defensivo como ofensivo, lo que le permitía tener segundas oportunidades, que eran muy bien aprovechadas por los internos Marjanovic y Bircevic. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con los actuales vicecampeones olímpicos al frente en cifras de 48 a 34.

En el arranque de la segunda mitad se pudo observar un cambio de actitud en Rusia, ya que salieron decididos a revertir la mala imagen que dejaron en el primer tiempo. Shved volvió a tener nuevamente la batuta del equipo, generando mucho juego, sobre todo para Mozgov y Vorontsevich, que se encargaban de cargar la zona pintada, aprovechando el descanso de los pívots rivales. Los del sureste europeo ya no tenían una buena efectividad en sus lanzamientos y para colmo, sufrían la tercera falta personal de Bogdanovic, que lo obligaba a abandonar la cancha por unos minutos.

Al iniciar el último periodo, los de Europa Oriental habían logrado ponerse a nueve unidades, lo que les daba la posibilidad de mantener viva, la esperanza de luchar por meterse en la gran definición del torneo. De la mano de un desequilibrante Alexey Shved, los dirigidos por Sergey Bazarevich, conseguían emparejar las acciones, cuando aún restaba mucho por jugar. No obstante, los de Sasha Djordjevic no se dejaron quebrar y en ese momento apareció nuevamente la figura de Bogdan Bogdanovic, que con un par de anotaciones consecutivas, fue determinante para que su selección abriera una renta de siete puntos, que sería lapidaria para las aspiraciones del elenco ruso. Finalmente, Serbia se quedó con el triunfo por 87 a 79 y de esta manera se metió en la final del EuroBasket 2017, instancia en la cual se medirá ante la sorprendente Eslovenia.

En el ganador sobresalió la exuberante figura de Bogdan Bogdanovic, que convirtió 24 puntos, muy bien acompañado por Boban Marjanovic con 18 tantos y 6 rebotes. Por el lado del perdedor, Alexey Shved aportó 33 unidades y 5 asistencias.

Domingo:

España Vs Rusia (Tercer Puesto)

Serbia Vs Eslovenia (Final)