En una noche en la que la lluvia no permitió que se jugaran tres encuentros de la LFB, Malvín, tras un primer tiempo complicado, se quedó con el triunfo ante Nacional por 73-61 y quedó a un partido de meterse en las finales.

A pesar del clima, buen marco de público se arrimó a la Avenida Legrand, para presenciar un gran partido por parte de ambos equipos. Desde el inicio se marcó la tendencia de por donde podían pasar las claves. Por un lado, las playeras gozaron de muy buenos porcentajes desde más allá de los 6,75, con cinco triples acertados, cuatro en manos de Lucía Guadalupe. En contraparte, las tricolores buscaron lastimar adentro y allí encontraron en un buen primer chico a Rossana Dagnino, bien asistida por Fernanda Midaglia y Julieta Puricelli que también aportaron sus puntos. La paridad se mantuvo hasta el final, donde las visitantes con triple de Victoria Álvez y un doble de Midaglia, se fueron 24-21 arriba al descanso corto.

Nacional mantuvo los papeles en el segundo cuarto. Pero las locales encontraron en Florencia Somma, que anotó 10 en el período, la clave para volver a nivelar el score. Sin embargo, las dirigidas por Juan Manuel Loureiro volvieron a cerrar mejor el cuarto, con cuatro puntos de corrida en manos de Jeniffer Hackembruch, para que la diferencia al término de los primeros 20 minutos aumentara a 4 (39-35).

Los papeles cambiaron en la segunda mitad, las chicas de la calle Legrand intentaban que la visita no ponga la pelota adentro con buenos resultados. El bolso intentó mucho desde el perímetro con poca efectividad, y por el otro lado, las azules si la tuvieron, con cuatro bombas de Fiorella Martinelli que no había embocado en la primera mitad. De su mano, Malvín logró revertir las acciones y terminar los terceros diez minutos con ventaja de 51-47.

Con dobles de la esquina de Somma, las dirigidas por Serdio empezaron a abrir la diferencia definitiva en el amanecer del último cuarto. Las tricolores intentaron la reacción, con Puricelli monopolizando el goleo, pero cada vez que las visitantes parecían ponerse a tiro, aparecieron triples de las playeras que terminaron definiendo un partido, en donde las locales embocaron 13 tiros desde más allá de los 6,75.