Miramar se quedó con el punto que necesitaba para zafar del descenso al superar como visitante a Cordón por 75-68. De esta manera el monito termina su participación en El Metro, mientras que el albiceleste se apronta para enfrentar a Verdirrojo por el ascenso con ventaja deportiva.

El partido fue muy atípico, sobre todo para los dirigidos por Nicolás Díaz, que a la baja de Federico Sanchez le agregaron la de Dida Pereira, quien no jugó producto de una faringitis y de Agustin Zuvich a quien se decidió preservar.

Así, el equipo de la calle Galicia comenzó el partido con un equipo muy chico, con su capitán Nicolas Ibarra jugando de 4, algo que le costó a lo largo de todo el partido. Por su parte Miramar, inició muy firme con la convicción de que el punto lo salvaba definitivamente. Un 10-0 inicial obligó a Diaz a pedir un rápido minuto. Nicoletti desde los 6,75 y Waddell desde abajo se hacían imparables y la diferencia llegó a ser de 15 (24-9), aunque con un buen cierre de Viotti, se fueron al primer descanso 24-16.

El segundo cuarto comenzó mucho más parejo, Díaz mando a la cancha a Nicolas Piñeiro a jugar de ala pivot para así darle más libertad a Ibarra, quien junto con Magnone comenzaban a aparecer en el goleo. De todas formas pese a que Piñeiro contuvo bien a Waddell, en el Mono tuvo un gran ingreso Imanol Asaravicius evitando así la remontada local. Al descanso largo se fueron 42-31, siempre Miramar al frente.

La remontada albiceleste parecía asomar en el tercer cuarto, Piñeiro seguía aportando mucho en defensa y llegaban los triples de Facundo Medina. En Miramar, se cargó de faltas Trelles y Yaquinta no encontraba recambio en el banco. Cordón se puso a cuatro unidades en varias ocaciones, pero a falta de 30 segundos para el final se dio una incidencia que terminaría incidiendo en el cierre del partido. Piñeiro dejó la cancha por quinta falta. El final del tercer periodo fue 58-54.

En el ultimo cuarto y pese a que Ibarra seguir sin sentirse cómodo, Cordón no solo empató el encuentro, sino que también se llegó a poner en ventaja a falta de 7 minutos, 64-62. Magnone y Medina fueron los artífices de la remontada, pero cuando el aro se les comenzó a cerrar, el juego colectivo y la pintura de Miramar lo superó ampliamente. Un gran reingreso del capitán del Mono, Martín Lopez terminó de sentenciar el encuentro. Ganó el equipo de Yaquinta 75-68 y con ese punto asegura su continuidad en el certamen y le pone punto final a la temporada.

Los goleadores de la noche fueron Facundo Medina, de Cordón y Matias Nicoletti de Miramar, ambos con 19 puntos. En el Mono también destacaron Waddell con 18, Asaravicius con 17 y Martín Lopez con 11. Una de las diferencias más grandes fueron los puntos desde el banco, 21 para el ganador contra solamente 2 del albiceleste.