Unión Atlética venció a Marne 90-71 y con la derrota de Auriblanco depende de si mismo para zafar de posición de play-out.

Noche fresca dentro del gimnasio del barrio Simón Bolívar pero que no evitó la llegada de un buen marco de público de ambos equipos, más allá que el tifón ya se conoce como último de la fase regular. La UA arrancó fuerte, con un 7-0 que hizo que José Fernández se parara con mucha bronca a pedir minuto de tiempo. Los locales pusieron otra intensidad defensiva después del rezongo de su entrenador y con cinco al hilo del Postre Pereira, se pusieron a 4 (9-5). A pesar de que a los azulgranas les costó anotar ante defensa plantada, simplificaron el partido con puntos fáciles, tras malas salidas de su rival, que perdió pelotas sacando de fondo o intentando pasar la mitad de la cancha. A esto le sumó corridas de cancha tras rebotes defensivos y así abrió 14 de renta (28-14) de la mano de un gran primer chico de Ferro con 9 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias, bien secundado por Semiglia que también anotó 9. Un doble precisamente de Gastón, al filo de los 24 y un triple en la hora de Trussich, cerró el primer parcial con un score de 33-14.

Tras un segundo cuarto, en el que las dieferencias casi que se mantuvieron, Marne abrió el tercero con un 10-2 para ponerse a 13. Un triple de Semiglia rompió la reacción y cuando Marne se colocó a 12 con buenos minutos de Borrallo y Álvez, el que puso una bomba fue Santos para alejar otra vez al tifón. Con un Semiglia malhumorado con el arbitraje, Sedes decidió darle minutos en el banco y sin él en cancha, más un buen ingreso de Matías Martínez en defensa, los de Nuevo Malvín abrieron 18 de renta, en un cuarto en el que Wilkerson fue imbancable para los locales. La potencia del extranjero en la pintura, fue determinante para sacarle quinta falta a Borrallo en ese pasaje del juego empezó, y así se empezó a alejar la esperanza de los de Simón Bolívar de quedarse con el punto, haciendo delirar a los hinchas azulgranas que habían estado en silencio la primera mitad del juego.

Los dirigidos por el Pepe Fernández abrieron el cuarto con triple de Olivera, pero un bombazo de Arrillaga terminó de cerrar toda ilusión tifonera. Siete minutos le sobraron al partido en donde Unión Atlética siguió estirando diferencias, para festejar al final su triunfo y la derrota de Auriblanco que los deja dependientes de si mismos para esquivar a los play-out.

El goleador fue Wilkerson con 20, sumado a 10 rebotes, seguido de las 17 unidades de Alonso, las 12 de Semiglia que también computó 12 asistencias y los 11 tantos de Ferro. En el local, Álvez puso 17 puntos y Borrallo 12 con 9 rebotes.