Miramar venció al campeón Atenas 95-71 y de esa manera logró un punto en su casa pese a que no le da para jugar por el ascenso. En la última deberá ganar para zafar.

Los dirigidos por Esteban Yaquinta iniciaron con Marcelo Nessi, Martín Trelles, Matías Nicoletti, Martín López y Nick Wadell. Por su parte, Martín Frydman colocó en cancha a Luciano Planells, Mateo Pose, Nicolás Catalá, Fausto Pomoli y Omar Galeano.

Prácticamente nunca hubo partido, salvo en el primer cuarto donde la diferencia fue de tan solo tres puntos. Atenas comenzó mejor de la mano de su perímetro, con las penetraciones de Catalá y Pose más los tiros de Planells desde los 6.75 metros. Miramar encontraba goles con Nicoletti en el perímetro y el enorme juego de Wadell y López en la pintura. Sobre el final con un libre de Nessi, el local se fue arriba por tres unidades, 21-18.

En el segundo prácticamente se cerró el partido. El norteamericano estaba intratable en las tablas, Nicoletti comenzaba a ser letal en ofensiva y el buen ingreso de Asaravicius desde el banco fueron los pilares para que los “Monos” abrieran una renta de 15 puntos para ir al descanso largo con un score de 50-35.

Para el tercer cuarto, como ya lo había comenzado a hacer en el segundo, Frydman le dio minutos a los jóvenes, así fue como Fabricio Badaracco, Hakeem Da Silva, Bruno Fernández, Santiago Pratto, Gonzalo Brea y Agustín Pose vieron más minutos que de costumbre. Miramar siguió arriba con Asaravicius y López como estandartes en este cuarto, se lo llevó por 73-57.

El último sobró, Miramar logró abrir la máxima de 24 puntos con lo cual se mantuvo hasta el final. Si bien Atenas intentó reaccionar con Tadeo Girbau las cosas no cambiaron y el “Monito” se terminó de llevar el juego por 95-71.

Matías Nicoletti y Nick Wadell fueron los goleadores de Miramar con 20 puntos cada uno. En Atenas Tadeo Girbau con 15 unidades fue el más destacado.