Stockolmo recibió a Marne como local y lo venció 90-77 en su búsqueda por no jugar los Playouts.

La calle Castro recibió en una veraniega noche de invierno, en el partido donde Stockolmo se midió a Marne. El primer cuarto comenzó con mucho goleo. Tanto el local como la visita tuvieron buenos porcentajes. Octavio Medina en la “S” y McNeal en Marne fueron los puntales ofensivos. Promediando el primer chico la victoria era de los de Santerini 12-9. Los buenos porcentajes continuaron y a pesar de que el local con defensas fuertes corrió la cancha y lastimó. Marne los aprovechó y continuó haciendo del juego, uno parejo. Sin embargo en el local apareció Drye, quien siendo imbancable para la defensa del Tifón puso varios puntos y permitió que su equipo sacara seis de ventaja, así se fue al primer descanso del encuentro, 24-18 arriba.

El segundo cuarto siguió con el local mejor. Marne se estancó en ataque y puso solo cinco puntos en cuatro minutos. Una defensa zonal del equipo del Prado fue vital para que pudiera sacar ventajas. Entre Couñago, Drye y sobre todo Medina, Stockolmo estuvo muy fino atacando y continuó manejando una buena ventaja de 6-8 puntos. De todas formas, el excelente ingreso de Nahuel Alvez con dos bombas consecutivas y una bandejita, le permitió a la visita colocarse a dos puntos y obligó a Santerini a pedir minuto. Tras el mismo, su equipo mejoró y con un 5-0 en los últimos segundos del primer tiempo logró sacar siete de ventaja y así se fue al descanso largo, 42-35.

En el tercero la tónica siguió siendo la misma. Octavio continuó con buenas vibras en ataque y Stockolmo mantuvo una buena ventaja. De todas formas Nahuel Alvez fue el hombre, y con otros dos triples puso a su equipo a tres puntos. McNeal tuvo un buen pasaje y fue importante para detener a Drye. A pesar de esto, y como cada vez que la visita se ponía a una bola, el local con Medina a la cabeza ponía puntos consecutivos que lo hacían sacar otra vez ventaja. De esta forma llegó a sacar quince puntos de ventaja y así se fue 67-52 al final del tercer cuarto.

El arranque del último chico fue de quiebre. Un comienzo bárbaro de Juan Viana le permitió al azul del Prado irse veinte puntos arriba. El Zurdo puso bolas de afuera y además le sumó una intensa defensa sobre Alvez que había sido figura. En una de ellas robó una bola bárbara que le permitió poner una bandeja libre de marca que enfureció a Pepe Fernandez y lo obligó a pedir minuto. Luego del tiempo muerto poco cambió. Marne intentó pero no logró hilvanar ofensivas consecutivas para un atisbo de reacción. Los locales corrieron bien la cancha en cada error adelante de la visita y lograron abrir hasta 24 de ventaja. A falta de 4 minutos se puso arriba 84-60 y también la tapa al juego. Finalmente rotando los planteles y con minutos de los que generalmente menos juegan el partido culminó con victoria para el local.