Hernando Cáceres aprovechó la rotación realizada por Marcelo Signorelli donde el interno tuvo minutos de calidad importantes para el equipo celeste.

“Me sentí muy bien. Teníamos que salir a ganar porque era la clasificación a los Juegos Panamericanos. Dimos el 100% y pudimos llevarlo” fueron las primeras palabras del jugador que aprovechó la oportunidad que le dio el cuerpo técnico.

A pesar de vencer a Panamá, el plantel celeste sigue masticando bronca de la derrota ante Estados Unidos que por unos minutos casi queda en manos de los orientales: “El partido fue una lástima. Se nos escapó en los últimos minutos. No nos dio y ellos metieron tres triples vitales que no lo supimos defender. Dimos todo pero no se nos pudo dar en esa oportunidad”.

Sobre el rival de la última jornada Cáceres manifestó: “Panamá es un cuadro que juega muy rápido pero desordenado. Teníamos que adaptarnos a su juego pero desde otro punto de vista. Teníamos que entrar nosotros ordenados y tranquilos, por suerte lo pudimos hacer y sacamos la diferencia”.

La selección pasa por un cambio generacional y en la actualidad existe una mixtura de edades importantes. A pesar de eso los jóvenes se sienten muy cómodos y en la jornada pudieron desplegar su juego todos juntos en un pasaje del encuentro: “Nos sentimos muy bien todos. Los más jóvenes nos conocemos que venimos practicando desde hace un tiempo con el sub-23 y nos entendemos muy bien. Aparte todos sabemos que el que le toque entrar tiene que estar concentrado y meterse rápidamente en partido para sumar al equipo”.

Para finalizar Hernando se refirió a lo que es disputar un certamen en nuestro país con los parciales alentando en todo momento al plantel: “Jugar así es muy lindo. Ya desde el himno se siente algo distinto, se te eriza la piel. No hay nada más lindo que jugar cómodo y acá nos pasó eso”.