El capitán Bruno Fitipaldo dialogó Basquet Total luego de la derrota celeste ante los Estados Unidos, se refirió a lo que sucedió dentro del rectángulo de juego y al futuro de la Selección Uruguaya.

El base celeste fue conciso a la hora de analizar porqué Estados Unidos se quedó con el triunfo: “Nos faltó cerrar el partido a nuestro favor. Tuvimos tres cuartos y gran parte del último haciendo el partido que queríamos y se nos terminó escapando en el final“.

A pesar de su corta edad, Bruno es líder tanto adentro como afuera de la cancha y se siente muy cómodo con su función dentro de este plantel: “Ya hace un par de años que tengo un rol importante y eso es lo que me gusta. Estoy jugando para mi país y es importante pero trato de tomarlo con naturalidad. A veces sale mejor y otras veces no tanto pero durante el tiempo que estoy trato de aportarle lo mejor al equipo”.

Hace varios años que el basquetbol nacional no se vestía de gala para recibir a su selección en nuestro país. Con el correr de esta serie todos los protagonistas se han manifestado a favor y han quedado impresionado con la respuesta del público. El capitán no es ajeno e intenta disfrutar como si no hubiera un mañana: “La verdad que esto es totalmente diferente a cualquier carrera que pueda hacer uno individualmente. Jugar acá es diferente. Está la familia, los amigos, es distinto a todo. La verdad que es muy disfrutable desde que comienza el día del partido hasta que termina el mismo”.

Con respecto a su rival de turno, que es sabido que es una potencia mundial, fue totalmente analítico con el rendimiento de Estados Unidos: “Hoy en el partido no vi tantas diferencias entre uno y otro. Todos saben que ellos tienen un despliegue físico importante, un tamaño corporal que nosotros no tenemos y muchas individualidades. Si nos centramos en el partido fue todo muy parejo pero la diferencia fue en la rotación que ellos hicieron del equipo. Nosotros mantuvimos mucho tiempo a los mismo jugadores y tal vez eso fue lo que nos jugó una mala pasada en el final”.

Para que Uruguay acceda al Final Four República Dominicana debería de vencer a Estados Unidos, hecho que se asemeja a un milagro. A pesar de eso el capitán considera que la victoria ante Panamá es vital pensando en el gente y en el futuro: “Vamos a jugar con el partido visto de Estados Unidos que teóricamente es el favorito y va a ganar. Contra Panamá tenemos que olvidarnos de eso y estar con la cabeza metida en ganar el partido porque sería importante para toda la gente que nos está acompañando estos días”.

Luego de este certamen se aproxima la Eliminatorias donde Uruguay nuevamente será local. El lazo que ha creado el plantel con el público hace crecer las expectativas para que en ese evento nuevamente se colapsen las tribunas: “La ilusión para las Eliminatorias y la unión que ha generado este plantel con la hinchada es totalmente positiva. No estoy pensando en eso aún pero es evidente que va a ser divino venir a jugar a Uruguay cada tres meses y defender a la selección con este mismo marco de público”.