Nacional dio el primer paso a semifinales al vencer a Capurro 60-21, con la gran figura de Rossana Dagnino, que se hizo imparable para la defensa rival en la pintura. Luego del encuentro dialogó con Básquet Total.

Después de 9 partidos sin conocer la victoria, las tricolores lograron romper la mala racha: “La verdad que necesitábamos este triunfo y por suerte lo conseguimos”.

Las vencedoras supieron sacar mucha ventaja en el juego interno, de su mano y la de Paula Sosa: “Es lo que queríamos. Tenemos altura y lo queríamos capitalizar. En este partido pudimos y en los anteriores no, por ahí pasó la clave del triunfo”.

El partido sirvió también, para darle minutos a jugadoras que volvían al equipo como Jeniffer Hackembruch y Lourdes Sequeira: “Es importante. Somos más, estamos más unidas ahora como equipo y esperamos estar todas en forma para lo que resta del campeonato”.

A pesar de las derrotas, Rossana sabe que le hicieron partido a todas las rivales y habló sobre para que está este Nacional: “Está todo muy parejo. Nosotras siempre apuntamos a ser campeonas, todavía tenemos chance así que vamos a seguir trabajando para eso”.

Con la salida de Zaballa, se sumó Augusto Pons a la dupla técnica que comparte con Juan Manuel Loureiro. Sobre Augusto dijo: “Nos cayó muy bien. Nos apoyó mucho en todo. Me sentí a gusto con él y las chicas también”.

Sobre la revancha fijada para el día viernes, se expresó de la siguiente manera: “Nosotras trabajaremos en las cosas que no nos salieron, capaz en los rebotes, en la defensa. Espero que sea igual, que ganemos en la tabla y que lo saquemos adelante”.

Por último se refirió a la vuelta de Juliana Dibarboure que sumará centímetros en la pintura a la buena producción de la noche de ayer: “Ella pesa mucho en la pintura. Ya tenerla ahí abajo es otra cosa y esperamos tenerla ya en los próximos partidos y que haga la diferencia”.