Verdirrojo venció a Capitol 87-82 como local con un Giano Belase imperial, mira la parte alta de la tabla y se olvida del descenso.

Por Leandro Mayo

Una noche linda en el punto más alto de Montevideo recibió a dos equipos con diferentes intereses. Capitol subió buscando un punto que le permita soñar con no jugar play-outs, mientras que el local se presentó buscando la victoria que lo acercara a pelear con los popes de la competición.

En el arranque la visita comenzó mejor. Con un goleo repartido y con buena intensidad defensiva, los dirigidos por Diego Cal pegaron primero. En el local, Cholaquides fue el que bancó en ese arranque y no permitió que el del Prado sacara ventajas más grandes. Buenos porcentajes de tres de Verdirrojo fueron los que también bancaron el juego. Sin embargo varias pérdidas de Simmons fueron aprovechadas por el Capi para sacar hasta seis de ventaja. Efese continuó lastimando y así se fue el primer chico, con la visita arriba 23-17.

En el segundo cuarto se dio una tónica que se repite partido a partido. Mathias Nieto mira el banco y siempre encuentra soluciones. Giano Belase y Santiago Massa entraron bárbaro en la noche y fueron el revulsivo necesario para que el local con un parcial de 12-2 pasara en el marcador. La intensidad defensiva que le dio Belase sumado a Macanskas fue demasiado para la visita en este período. Además, el conjunto del Cerro corrió muy bien la cancha y sacó hasta once de ventaja en ese lapso. Efese fue muy bien contenido y la hinchada local se empezó a escuchar tras buenas tapas del propio Macanskas que hizo que le barra situada contra la cantina se viniera abajo. Los de la calle Prusia se fueron 41-30 al descanso largo, permitiendo sólo siete puntos de Capitol en diez minutos.

El tercer cuarto comenzó con un Capitol con otra actitud. Con un inspirado Juan Wenzel se colocó a seis e hizo pensar que se podía venir una reacción. Mejoró Efese en defensa y con un 8-2 el juego se puso hermoso. Sin embargo, puntos consecutivos de Belase y bombas de Simmons, permitieron que el local otra vez abriera 11 de ventaja. Wenzel siguió siendo el hombre de la visita y el que permitió irse sólo ocho abajo cuando vio a su equipo hasta catorce atrás en ese mismo período; 59-51 el local y diez minutos por jugarse.

El último arrancó con Lucas Rodriguez letal. Con bomas de tres puntos y buenas penetraciones, el base sub 23 del Verdi se puso el equipo al hombro y otra vez permitió que su equipo sacara ventajas. Sin embargo, con Comas liderando los contraataques y sumado a Efese, Wenzel y Galletto, Capitol se puso a siete y soñaba. De todas formas, otra vez con un Simmons imperial abrió hasta nueve de ventaja Verdirrojo. El Capi no se rindió y en base a robos en prímera línea y muchos tiros libres logró otra vez ponerse en juego. Los de Diego Cal perdieron a Héctor Silva de flojo partido por cinco faltas personales y en el final intentaron pero no pudieron. A partir de ahí muchas visitas a la línea de Parreño y también del extranjero del Verdi con final feliz para el conjunto local, les permitió cerrar el juego y llevarse una victoria que lo deja arriba en la tabla de posiciones.

Estadísticas oficiales