Uruguay venció a Argentina 87-78 por el segundo juego de la Copa Río de la Plata, sostenido en los tres pilares del equipo. 

Noche de revancha por la Copa Río de la Plata, con un gimnasio de Biguá nuevamente colmado para recibir a las selecciones principales de Argentina y Uruguay, en el marco de su preparación para la AmeriCup 2017.

Tras las presentaciones olímpicas de ambos equipos, la Celeste saltó a la cancha con Jayson Granger, Bruno Fitipaldo, Juan Ignacio Ducasse, Sebastián Izaguirre y Esteban Batista. Por su parte «El Alma» lo hizo con Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Gabriel Deck, Javier Saiz y Marcos Delía.

El inicio del juego fue parejo con un Batista desnivelante, especialmente en combinaciones con Granger y Fitipaldo. La zona 2-3 le permitió a Uruguay correr, pero de a poco Argentina empezó a generar desde el rompimiento de Campazzo y el juego por línea final de Delía, y pudo pasar al frente en el marcador. Un doble final de Granger dejó el primer chico 21-19 para los albicelestes.

Buenos ingresos de Parodi y Laprovittola mantuvieron la paridad en el segundo período, si bien la rotación de ambos lados hizo decaer el nivel de juego. Con el reingreso de Granger, Signorelli dejó en cancha un equipo con tres bases y pudo generar para Batista que convirtió varias hundidas. Además, el equipo charrúa tuvo una mayor intensidad que los dirigidos por Sergio Hernández, y tuvo un positivo ingreso de Borsellino. Del otro lado «Lapro» y Saiz fueron las figuras destacadas en ataque. Un triple final de Granger dejó el marcador 42-37 para Uruguay.

Tras el descanso largo, un doble de «Juani» Ducasse estiró la ventaja para un Uruguay que tuvo muy buenos porcentajes y sacó 12 tras un triple de Batista. La visita comenzó a jugar desde las penetraciones de Campazzo nuevamente y encontró en la doble base recursos para mejorar su juego, pero erró en las cercanías del aro y la Celeste siguió 55-43 arriba promediando el tercero. El «Oveja» rotó pero a pesar del vértigo se Campazzo no tuvo compañía, y Fitipaldo puso triples para mantener tranquilo a Signorelli. Un buen cierre de Deck dejó el score 66-57 de cara al último descanso.

Un rápido 4-0 para la visita hizo más vibrante el juego, pero Fitipaldo apareció nuevamente para dar calma desde los 6.75. Izaguirre también puso el suyo y la pizarra indicaba 76-67 a cinco minutos del final. Uruguay se apuró en varias ocasiones pero los porcentajes argentinos tampoco fueron buenos. El capitán siempre respondió, y la Celeste entró al cierre de partido con ventaja de 8. Parodi condujo las últimas ofensivas para que el juego de cierre 87-78 en favor de Uruguay.

En el ganador de destacaron los 28 puntos y 15 rebotes de Esteban Batista, seguido por 23 de Bruno Fitipaldo y 16 más 9 asistencias de Jayson Granger. En Argentina el goleador fue Laprovittola con 17 unidades.

Se volvió a ver un Uruguay que aprovecha las transiciones ofensivas, con un Batista que en 5×5 que no solamente anota sino que genera para sus compañeros. Y con un trío clase A.