Argentina venció a Uruguay en el primer partido de la Copa Río de la Plata, con gran noche de Nicolás Laprovittola.

El gimnasio de Biguá se vistió de fiesta para recibir el primer duelo entre Uruguay y Argentina por la Copa Río de la Plata, en el marco de la preparación de ambos equipos para la AmeriCup.

Tras las presentaciones olímpicas de ambos equipos, la Celeste saltó a la cancha con Jayson Granger, Bruno Fitipaldo, Juan Ignacio Ducasse, Sebastián Izaguirre y Esteban Batista. Por su parte “El Alma” lo hizo con Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Gabriel Deck, Javier Saiz y Marcos Delía.

Un par de triples de Brussino abrieron la cuenta, pero con un rompimiento de Granger y el juego posteado de Batista los uruguayos emparejaron las acciones. Argentina fue intenso en la primer línea defensiva, pero aumentando la movilidad del balón Uruguay encontró un triple de su capitán para poner el juego 13-13 promediando el primero. Izaguirre puso dos “bombas” para pasar, pero Redivo colocó el suyo para acortar distancias. Una nueva penetración de Granger dejó el marcador 24-19 al cierre del primer chico.

Jugando básicamente en transición ofensiva, los de Signorelli se vieron cómodos, pero algunas pérdidas permitieron a los albicelestes correr la cancha con Fjellerup y Redivo para igualar en 30 en cuatro minutos del segundo. De la mano de Fitipaldo -literalmente- Uruguay volvió al frente, pero apareció el “Tortuga” Deck con dobles en la pintura, y Eric Flor con un triple para retomar el liderazgo, e irse al entretiempo ganando 46-43.

Tras el descanso largo la visita tuvo un buen inicio de “Pepe” Vildoza, al tiempo que la Celeste siguió cargando y tuvo un triple de “Juani” Ducasse para no dejar a los de Hernández escaparse en el marcador. Los triples de Laprovittola le dieron ventaja 66-56 a falta de poco más de tres minutos para el fin del tercero. El base del Zenit fue incontenible para los uruguayos, pero un buen pasaje de Parodi y Granger puso a tiro a Uruguay. Otro triple de Laprovittola puso cifras de 82-73 de cara al último descanso.

En el último periodo Uruguay comenzó a desdibujarse, no estuvo claro en ataque y permitió a la visita jugar en ataque rápido o transición y llevar la máxima a 19 unidades. Lo mejor de la Celeste apareció cuando se conectaron Granger y Batista, devolviendo la diferencia a un dígito. El perímetro bajo de Argentina le permitió a Signorelli juntar a Parodi, Zubiaurre y Granger como generadores de juego. Un par de dobles de Redivo mantuvieron la tranquilidad para los del “Oveja”, pero un doble largo de “Nando” Cáceres dio esperanza a Uruguay. Un nuevo triple de Laprovittola sentenció el juego, victoria de Argentina 105-96.

En el ganador se destacaron los 26 puntos de Nicolás Laprovittola, seguido de 14 de Brussino y 13 de Deck y Saiz. En Uruguay Jayson Granger anotó 26 a los que sumó 10 asistencias, al tiempo que Esteban Batista convirtió 25 puntos.

A pesar de la derrota se vio un Uruguay con ideas claras y que pudo jugar de igual a igual, especialmente cuando logró hacerlo desde transiciones, o en 5×5 jugando desde el poste bajo para Batista o con rompimientos de Granger.

Estadísticas oficiales