Capitol derrotó a Sayago 81-77 de atrás, sumó un triunfo épico que lo ilusiona con escapar de abajo y además dejó muy lejos a su rival del ascenso directo.

Un escenario como el de Aguada quedó grande para un partido así. De todas formas los dos equipos arrimaron unas 150 personas cada uno para ver un encuentro que terminó siendo un partidazo.

Capitol vivió un gran arranque, parcial de 11-1 con un par de triples de Efese y un arranque interesante de Galleto cortando hacia el aro, con el transcurrir de los minutos ya habían anotado todos los titulares del conjunto del Prado que funcionaba bien colectivamente. Sayago lo trajo con dos hombres, Gerardo Fernández y Paul Harrison, quienes se hilvanaron para colocar los primeros 14 puntos del encuentro para emparejar el trámite.
Hubo dos faltas de ataque de Efese - la segunda no fue- y ahí salió el extranjero, lo aprovechó Harrison que dominó la pintura, además hubo un triple de Brause. Los de Horacio Perdomo, que desde que ingresó Lado jugaron mucho mejor, terminaron 28-21 arriba.

Con porcentajes soñados, en el segundo cuarto, el elenco de Ariel y la vía estiró a 16. Apareció la rotación del “Saya”, no mantuvo el nivel y Capitol reaccionó con Gasañol y Efese rindiendo en la pintura, los de Cal se pusieron a ocho. De todas formas, con buen nivel de Matías Lado, más un triple del Lalo a mano hirviendo y el retorno de Harrison, Sayago se recuperó y se fue 51-40 arriba, porque en la última cayó una bomba de Héctor Silva para descontar.

El tercer cuarto no fue tan goleado, Capitol realizó ajustes defensivos para no permitir tiros tan cómodos al rival, que como era previsible bajó porcentajes. Pero Sayago se replegó en una zona 2-3 con cerrojo que el elenco del Prado no supo abrir. Harrison rindió de un lado, Efese del otro. Además, de a poco, comenzó a crecer Héctor Silva dentro de un trámite que se hizo mucho más cortado y bajó el ritmo del encuentro. El Saya terminó 68-59 arriba.

En el último Sayago atacó muy mal. Equivocó procedimientos continuamente. Habilitó poco a Harrison -absorbido por Efese- y se fue paulatinamente quedando sin gol. Capitol fue achicando de a poquito. Cambió el juego con consistencia defensiva y buen trabajo de Héctor Silva atacando la zona. Cuando miró el marcador, había pasado gracias a conversiones ofensivas de Galletto, Soto y Efese. Una vez que el conjunto de las cinco estrellas tomó el mando del score no lo soltó más, un golazo de Silva en bandeja de mano zurda y libres de Wenzel sentenciaron una historia a la que Harrison quiso ponerle suspenso, pero se la dieron una vez sola.

Ganó Capitol 81-77, su puñado de hinchas festejó efusivamente. Y a lo lejos, en Palermo, también se esbozó alguna sonrisa. Sayago volvió a dejar una imagen muy pálida y prácticamente se despidió del título.

Estadísticas oficiales