Facundo País y Tomás Vassallucci fueron dos de los chicos partícipes en el Campus Jr NBA 2017, los jugadores de Biguá y Trouville respectivamente, contaron su experiencia a Basquet Total.

Facundo País viajó por segundo año al evento. Cuenta que “La pasaron bomba”, con profes que “eran muy buena onda” y estaban en “terrible colegio”. Más alla de lo basquetbolistico en si dijo que hicieron muchos amigos con los que además de compartir el día dedicado al básquetbol, jugaban al pool y al play por las noches.

Sobre la experiencia siguió detallando: “Armamos un equipo para competir 3×3, los uruguayos con otro amigo de Málaga, jugamos bastante bien con locos más grandes que nosotros”.

En este tipo de eventos participan grandes estrellas a nivel Mundial, sobre eso dijo: “Conocimos a Turiaf, un ex estrella de la NBA que fue campeón en Miami Heat con LeBron, Wade y Bosh. Charlamos un rato y nos contó su carrera, nos alentó cuando nos vio jugar”.

Para cerrar dijo: “Si me va bien en el liceo y junto plata me gustaría ir otra vez el año que viene. Ojalá se integren más uruguayos porque como nos decían en el Campus, armamos flor de cuadro”.

Tomas Vassallucci dijo que: “La experiencia en el Campus fue muy buena, en lo personal la pasé muy bien. Se nota un cambio en la exigencia de los entrenadores a la hora de entrenar y como veían el juego. Si bien los ejercicios eran parecidos a los que hacemos aca, era más exigente y te ayudaba a perfeccionar algunas cosas específicas”.

En cuanto a la evolución personal, destacó: “Lo que más mejoré fue con el tema de defender a jugadores más altos que yo. Acá la gente es más baja que en Europa, y en el Campus de tarde jugábamos desde los 2004 hasta los 2000, el cambio físico se notaba y eso me ayudó mucho en defensa, porque defendí desde jugadores de 1.90 a 2.08 y eso marcó bastante la exigencia. Además en ataque también me chocaba con gente más grande fisicamente y lo pude combatir bastante bien”.

Sobre lo social del evento, mencionó: “Los profesores y monitores nos trataron muy bien, ademas por el hecho de ser uruguayo nos trataban como algo diferente. Me entendí perfecto con el entrenador que me tocó a mi. Además pegamos re buena onda con los compañeros, y hasta el día de hoy seguimos teniendo contacto por un grupo de Whatsapp, en la parte social fue excelente todo. Hicimos grandes amistades de varias edades, muchos no conocían Uruguay y nos preguntaban bastantes cosas”.

Para cerrar, fue contundente en alentar a sus pares a que concurran: “En conclusión lo recomiendo, vale la pena el esfuerzo. Yo noté un cambio desde que llegué del Campus. Creo que progresé en el juego, en defensa y en ataque”.