Cordón superó en un partidazo como local a 25 de Agosto por 90 a 85. En un partido donde tres parciales fueron para la visita, los de Nicolás Díaz reaccionaron y se quedaron con el punto. Facundo Medina con 34 puntos fue figura y luego del encuentro dialogó con Básquet Total.

El partido a priori parecía más favorable al albiceleste debido a la ausencia del extranjero Terrel Thomas en 25 y de algunos otros jugadores que llegaban sentidos: “Fue un partido que costó más de lo que esperábamos, cuando te faltan jugadores, como a ellos esta noche, cualquier equipo pone mucha más garra de lo que habitualmente sucede. No nos esperábamos un partido así, ellos tuvieron muy buenos porcentajes de tiros de campo, pero nosotros teníamos que ganar como sea, más después del partido que habíamos perdido antes”.

El tramite del encuentro fue cambiante y una de las cosas que llamó la atención fueron los pocos minutos de Dida en momentos donde estaba claro y que generó el nerviosismo de la gente algo que Medina notó desde el rectángulo: “El primer tiempo estuvimos muy empecinados en meter la bola abajo, y Dida apareció bien. Luego estuvo algunos minutos en el banco y no se bien que problema hubo porque la gente aplaudió mucho cuando volvió a entrar, pero son cosas que pasan en cualquier equipo. Hay decisiones que las toma el entrenador que entiende cuando uno no está
bien como me pasó a mi el partido pasado”.

Sobre el final una vez más, el oriundo de Hebraica y Macabi fue importante con tiros importantes, donde se siente a gusto: “Ya he dicho que me encanta tomar esos tiros importantes, y más en este momento donde quizás venia acumulando algunos partidos un poco pinchado más otro que no pude jugar porque no estaba, así que tenia unas ganas barbaras de jugar y tenía que aparecer sí o sí”.

No es un detalle menor el hecho de la doble actividad del salteño entre Cordón y la selección uruguaya, viaje a Japón incluido, ya que el cansancio comienza a jugar un papel importante: “Vengo en pleno proceso de climatación. Estos tres últimos días me acosté a las once y eran las seis de la mañana y estaba mirando el  echo. Pasa factura el viaje, incluso las primeras dos practicas fueron bastante malas, estaba muy cansado y ademas el acumular trabajo con la seguidilla de partidos la verdad que termino muerto”.

Finalmente Medina dedicó unas palabras a Nicolás Ibarra, el capitán del equipo, que no tuvo un buen partido pero apareció en el momento más importante y también fue fundamental en el cierre: “Nico es importantísimo para nosotros. Ya el hecho de que sea el capitán habla por si solo de lo que representa. Sobre el final metió una tremenda bomba para pasar contra la esquina, que si no lo hubiera hecho se nos complicaba mucho el partido. Pero ademas de eso, en el vestuario juega un rol importante, la verdad que no hay palabras para describirlo”.