Apri está viajando a la vecina orilla, buscando dar un nuevo paso en su lucha para meterse una vez más en la definición del torneo argentino.

Los dirigidos por Miguel Acosta tienen la dura misión de estar en el grupo con los dos últimos campeones argentinos del basquet de silla de ruedas, en su máxima categoría. La llave “B” de los cuadrangulares semifinales está integrado por Crigal (Santa Cruz) monarca en 2015, Sica (Córdoba) actual campeón y Cripal de Río Negro. Entre sábado y domingo, los celestes disputarán en Córdoba los compromisos de ida, para luego, a mediados de setiembre, viajar al sur de Argentina a disputar las revanchas y de allí, los dos primeros disputarán el final four por el título.

El fixture indica que el cojunto compatriota debute el sábado a las 10.30 ante Santa Cruz, para ese mismo día, a las 19.00 chocar ante Río Gallegos, cerrando su participación el domingo a las 10.30 ante el local Sica cordobés.