El día de ayer #VuelveElBasketaPeñarol fue tendencia en Twitter por las declaraciones de Marcelo Areco, que dijo que de ganar las elecciones vuelve el básquetbol aurinegro. Básquet Total fue tras la palabra de los presidentes del básquetbol de Nacional y Defensor Sporting, las instituciones más grandes en las que coexiste fútbol y básquet.

 

Por Marcel Rigali

Martín Elgue, presidente tricolor en basquet, dijo que: “Personalmente lo veo con buenos ojos. Como fanático de Nacional y despojado de mi calidad de presidente del básquetbol que es un tema circunstancial, me parece que el retorno de Peñarol primero le hace bien al básquetbol y segundo me parece que, al margen de la rivalidad eterna e histórica que entre las dos instituciones hay, también viene bien porque en muchos temas, incluso en los comerciales, somos socios. Se ve en el fútbol, en cuanto al sponsoreo de las camisetas, que en el 99% son compartidos los sponsor y creo que eso también nos ayudaría a potenciar el básquetbol uruguayo por un lado y a ambas instituciones, desde lo deportivo por el otro”. Además agregó: “Yo recuerdo de pibe ir a ver los clásicos de básquetbol en la década del 80, cuando eran los cilindros que estaban llenos de gente. En esa época era mascotita del básquetbol de Nacional y era una fiesta de novela. Acá el tema es que los tiempos han cambiado y habría que ver hoy un Nacional-Peñarol en básquetbol con el tema de la seguridad, como está la cosa habría que ver como se haría para jugar. Pero salvando ese detalle que no es menor, me parece que es buena la noticia. Sobre todo me alegra que haya un gran porcentaje de socios de la institución, que deseen que haya básquetbol. Eso es un buen dato para quienes amamos el básquetbol y nos gusta el deporte”.

Para José Bonanata: “Si Peñarol quiere participar tiene todo el derecho a hacerlo. Tiene que recorrer todo el camino hasta llegar a jugar la LUB, pero no nos produce más que eso. Es un equipo más y no asociamos en ningún momento el fútbol con el básquetbol, son dos deportes distintos y nos parece muy bien”.

El Presidente de los tricolores a su vez ve una buena oportunidad de tener un rival: “Hoy no tenemos un clásico de básquetbol. El club más grande del país, el que tiene más socios y tiene básquetbol, pero no tiene un clásico. Hasta para eso nos sirve, indirectamente nos potencia el hecho de que Peñarol tenga básquetbol”.

En cambio, el de los fusionados, piensa que no necesariamente su rivalidad del fútbol se lleve al básquet: “Puede haber partidos con rivalidades en el fútbol que no se den en el básquetbol y viceversa. No sé si se va a extrapolar eso. Además de eso, Peñarol todavía tiene que decidir, tiene que recorrer el camino a la LUB y llegado el momento veremos. Me parece que hoy por hoy, la competencia del básquetbol está enfocada a otros rivales. Ahora viene Nacional y yo no lo estoy viendo como un tema de que vamos a extrapolar el fútbol al básquetbol, sinceramente no lo veo así. El básquetbol compite con equipos de básquetbol que son competitivos y fuertes como Aguada, Malvín, Hebraica, Trouville, me parece que la competencia nuestra yo la tengo más enfocada a ahí. Capaz que viene Nacional, se hace fuerte, empieza a pelear y se termina extrapolando la rivalidad o la competencia del fútbol al básquetbol. No lo sé. Va a haber que vivir las cosas”.

Elgue, a su vez explicó como subsisten el fútbol y el básquet en la institución juntos: “El club que es el principal sponsor del básquetbol, destina recursos, que no son menores, para poder tener un equipo en la LUB.  Si bien Nacional está invirtiendo en el básquetbol, sobre todo este año con el gimnasio hay un punto de inflexión importante en lo que es la tarea de formativas. Nosotros contratamos a Augusto Pons que entendemos que es uno de los mejores formadores en el medio, hemos hecho este año por primera vez, dos equipos por categoría en las divisiones menores y metimos U14 y U18 en categoría femenino a parte del plantel principal. Esto sirve por un tema de costos sobre todo. No es lo mismo el jugador que vos ya formaste, que está en el club y es del club, a cuando tenés que salir a contratar. Nos está pasando este año que no tenemos jugadores mayores y arrancamos la preparación de la LUB solo con jugadores del club, pero es un proyecto que va a llevar de aquí a cinco años de plazo”. Además agregó: “A pesar de que del fútbol se financia buena parte del presupuesto del básquetbol, el básquetbol tiene sus sponsor y estamos desarrollando campañas de distinta índole, como puede ser los nombres en las camisetas o hinchas colaboradores. Como puede ser una campaña de mecenazgos, que se lanzó hace un mes para todos los deportes que Nacional compite, que todos los socios pueden entrar a la plataforma web y ahí elegir ser mecenas y colaborar con 100, 200, 500, 1000 o 5000 pesos por mes. Eso simultáneamente cuando se debita la cuota de socio, se debita el importe que voluntariamente cualquier socio puede hacer y ya lo direcciona al deporte que quiere apoyar. Eso empezó hace un mes, pero la idea nuestra es juntar cientos o miles de voluntades que colaboren con la disciplina y ahí tener unos recursos genuinos del básquetbol para que no tenga que estar el club, dándonos, que todo lo que nos den lo tienen que dejar de poner en el fútbol”. 

Por el lado de Defensor Sporting se organizan de la siguiente manera: “El tema nuestro pasa por un tema social. Tenemos un presupuesto para el básquetbol que lo origina el club. Los ingresos del club son unos, el básquetbol no tiene ingresos. TEl club tiene ingresos por el fútbol y por los afiliados y de eso una parte se destina al básquetbol. Históricamente hace años que se destinan cifras similares. Por estatuto está previsto que hay una cifra que se tiene que destinar al básquetbol. Cuando se hizo la fusión se previó que el básquetbol debía tener determinado ingreso. Ningún equipo del Uruguay puede ser competitivo si no hay aportes extraordinarios, hay clubes que no sale la plata del fútbol pero sale la plata de los socios”.

Por último, la voz de Nacional, habló de sus hinchas en fútbol y en básquetbol: “Es importante que el socio y el hincha de Nacional apoyen al básquetbol. Estamos viendo de generar otro tipo de acciones que vayan directamente a fidelizar al hincha de Nacional al básquetbol. Porque tanto a nosotros como a Peñarol, nos va a pasar que todos los hinchas del fútbol no necesariamente son hinchas del básquetbol. Nos pasa que somos la primera opción en fútbol pero la segunda en básquetbol. Hay hinchas de Nacional fanáticos que van todos los fines de semana a la cancha que en básquetbol capaz que son del club del barrio. Estamos tratando de consolidarnos en primera, más otro tipo de acciones que había comentado, para tratar de fidelizar al hincha, que sea hincha de todo y apostando a que los más chicos dentro de 15 o 20 años, no puedan entender como el padre sea tan fanático de Nacional en fútbol y que en básquetbol sea de otro cuadro”. 

Para Bonanata, en Defensor Sporting: “Las nuevas generaciones son cada vez más hinchas de Defensor Sporting, de los dos deportes. Los que nacieron después de la fusión en general son hinchas de los dos. Las personas que antes eran hinchas de un equipo de fútbol y otro de básquetbol, debe haber cruzamientos como los hay en Nacional y Peñarol”.