Atenas visitó el Prado de Montevideo y venció a Stockolmo 103-82 de forma clara y continúa como líder del certamen.

Solo público local se hizo presente en el juego entre el líder de El Metro y Stockolmo. Noche fría de lunes que invitaba a ver un lindo partido que no fue tal. Juan Santiso, que estaba en duda, fue titular.

Partido entretenido en el arranque. Atenas de la mano de Danridge comenzó mejor y sacó hasta seis de ventaja. Cuando las alas negras no la metieron, Fausto Pomoli recogió muchos rebotes ofensivos y permitió goles de segunda oportunidad para su equipo. A pesar de una mini reacción del local con Stimage y Grolla como puntales, Mateo Pose ingresó de buena forma y Atenas otra vez sacó ventaja. Stockolmo sintió la baja de Octavio Medina quien cometió tres faltas personales y abandonó rápido el encuentro, esto lo aprovechó la visita que se fue al término del primer chico 21-10 arriba.

El segundo arrancó con alta factura técnica. Luis de León y Danridge con definiciones exquisitas subieron el listón del juego. Pomoli siguió siendo determinante y con Pose como figura sacó 18 en un abrir y cerrar de ojos la visita. Una diferencia considerable sólo en tres minutos del segundo chico.
Santerini paró el juego y Stockolmo metió un 7-0 que lo volvió a colocar en partido con Stimage clave en esa reacción. Rápidamente el azul del Prado se colocó a 11. Sin embargo a partir de ahí Atenas volvió al juego que había practicado en el primer cuarto, Agustín Pose ingresó desde el banco y junto a su hermano Mateo permitieron que Atenas otra vez sacara buena ventaja para irse 48-29 al descanso largo.

En el tercero se confirmó la hegemonía visitante. Stockolmo nunca pudo volver y prácticamente el segundo tiempo estuvo de más. Los de Frydman siguieron corriendo mucho y teniendo posesiones cortas. Le sacó jugo a la polifuncionalidad de Pomoli quien hizo de todo, y cerró el juego. Un tremendo partido desde el banco de un botija de 15 años, Luciano Planells hizo olvidar la ausencia de Mauro Zubiaurre.

El último cuarto fue decorado. Sirvió para que Pomoli siguiera jugando y haciendo jugar, y pudiera completar un tríple-doble. Además, los que menos minutos tienen se sacaron las ganas de estar en la cancha. De esta forma y sin despeinarse, el líder de El Metro sigue a paso firme y aplastando a sus rivales.

Estadísticas oficiales