Tabaré venció como local a Sayago, uno de los candidatos a subir. Los de Barrios se mostraron superiores en todo el encuentro, sustentando la gran victoria en su defensa, los robos y las corridas de cancha.

Por Pablo Dominitz

Tabaré comenzó manejando el ritmo de juego. Con buenas defensas y puntos de ataque rápido, el indio puso un 13 a 2 en los primeros cuatro minutos. El ingreso de Lado y la zona 2-3 fueron claves para que Sayago acortara la brecha a cinco unidades. Con un triple de Álvarez finalizó el primer cuarto 20 a 12 para los del Parque Batlle.

Los dirigidos por Barrios extendieron la renta a dieciséis unidades a falta de seis minutos por jugar en el segundo período. La defensa en hombre no le daba resultados a los de Ariel y la vía que seguían mostrando poca intensidad atrás e imprecisiones en ataque. Los rojos consiguieron poner algunas bolas de afuera gracias a Brause y González y así tuvieron un parcial de 12 a 0 para acercarse a cuatro puntos. Pero Tabaré cerró mejor el primer tiempo, con buenos minutos de Álvarez, Cabillón y Rivas en la conducción para irse al frente por ocho al descanso largo (40-32).

En los primeros seis minutos del tercer parcial el local siguió mostrando un juego más ordenado. Los perimetrales manejaban bien la bola y De Gouveia aportaba cinco puntos al hilo en su regreso a las canchas. La visita mantenía la defensa zonal y no habilitaba a su extranjero en ataque. Tabaré administró bien los quince puntos de ventaja hasta que en los dos minutos finales Sayago achicó con un 9 a 0 para entrar al último cuarto en partido (58 a 52).

Los errores del indio le dieron vida al saya que con dos triples de Perdomo igualó el partido en 60 a los dos minutos del cuarto parcial. McCann y Harrison intercambiaban canastas hasta que el gris volvió a robar pelotas en primera línea y extender la distancia a ocho tantos promediando el último período. Un 7 a 0 de Sayago en noventa segundos de juego volvió a mostrar el tanteador con diferencia mínima para Tabaré (73-72 a tres minutos del cierre). En el final el indio aprovechó las colectivas del visitante y desde la línea de libres encontró la efectividad de Cabillón y Serres para llevarse la victoria por 86 a 81.

McCann fue el goleador del partido con 19 puntos y 6 rebotes, secundado por Rivas con 15 y 5 respectivamente y Cabillón también con 15 unidades. En Sayago Harrison terminó con 18 tantos y 13 rebotes.

Estadísticas oficiales