Santiago Vescovi fue uno de los puntos altos de Uruguay en el Sudamericano U17 en donde los celestes se colocaron en la sexta posición. El jugador de Bohemios dialogó con Basquet Total cuando arribó a nuestro país.

“Fue un torneo muy duro y corto. Esto nos sirve a todos para aprender, ver cosas distintas que en Uruguay no se ven. Además nos dimos cuenta en el nivel en que estamos y a nivel colectivo, por más que hayamos perdido con Ecuador y Paraguay, nos vi bien. Fueron partidos parejos, cerrados que se nos escaparon con el final pero si nos comparamos con los demás tan mal no estamos. No se nos dieron los resultados” fueron las primeras palabras de uno de los pilares de la selección dirigida por Leo Zylbersztein.

Vescovi fue claro al momento de evaluar la actuación celeste en los primeros encuentros de la serie: “Las dos derrotas fueron dolorosas, no sé si decir que estaban dentro de los planes pero con la preparación que veníamos llevando no pensamos que podíamos perder. Nos dejó mal pero aprendimos a convivir con eso y luego sabíamos que teníamos que levantar la cabeza”.

A pesar de las dos caídas Uruguay fue en alza y finalizó el certamen de gran forma: “Fuimos en constante ascenso. Creo que el ser el primer torneo para varios jugó en contra, los nervios también juegan. Con el correr de los partidos fuimos agarrando confianza y de repente terminamos jugando contra Venezuela con la idea que teníamos cuando fuimos”.

Santiago mantuvo un buen rendimiento durante el torneo pero para él la clave siempre pasa por el juego en equipo: “A nivel personal se me fueron dando las cosas con el correr del torneo pero lo individual no importa, siempre tiene que primar lo colectivo”.

Con respecto al nivel que hay en el continente y como se dio el evento manifestó: “Fue un torneo parejo. Sin ser por Bolivia y Perú que estaban por debajo de la media fue un certamen donde todas las selecciones eran competitivas. Los partidos se cerraban siempre sobre el final entonces hacía que el nivel del Sudamericano fuera alto”.

Con la mente más en frío, Vescovi analizó la participación de Uruguay durante los días de competencia: “El torneo me dejo un sabor amargo por los resultados que se dieron, no era lo que esperábamos. Igual esto sirve para aprender y mirar para adelante. Vimos la realidad del continente y nos dimos cuenta que sólo con lo que jugamos acá no nos da, tenemos que seguir mejorando”.