Goes derrotó a Malvín por 60 a 48 en el escenario playero por la Copa de Oro y se repuso luego de la derrota en manos de Defensor Sporting.

El conjunto dirigido técnicamente por Luis Pierri propuso una presión defensiva desde el primer minuto que le permitió dejar sin ideas al conjunto locatario. En el primer periodo el equipo misionero tuvo a la dupla explosiva formada por Victoria Pereyra y Karina Acosta en su máximo esplendor. Además, Daiana Castro se convertía en pieza clave haciendo pesar su físico en la zona pintada. Malvín no encontraba su clásico juego y quién sacaba la cara por el equipo en ese cuarto era Natasha Dolinski. Las misioneras se llevaban los primeros 10 minutos por 21 a 12.
En el segundo cuarto Goes no sacó el pie del acelerador y colocó un rápido 6 a 0 con una gran labor de Jessica da Costa. Joaquina Gregorio conducía a su equipo de pero su mejor aporte fue desde el punto de vista defensivo. Era la primera en salir a presionar y su defensa causó molestia en cada ofensiva de las playeras que no lograban sentirse a gusto en el rectángulo de juego. El partido por momentos entró en una meseta y Malvín logró acortar la diferencia. De todas formas las misioneras mantuvieron su regularidad y se fueron al descanso largo por 35 a 21 arriba.
En el tercer periodo Malvín entró con otra cabeza y de a poco empezó a jugar como usualmente lo hace. Acortaba la brecha entre ambas y Lucía Guadalupe y se cargaba al equipo en sus hombros e intentaba dejar una imagen distinta a los primeros 20 minutos de juego. Florencia Somma y Sabina Bello entraban en juego impulsadas por el envión propuesto por Guadalupe y las playeras entraban a jugar los últimos 10 minutos de juego a seis, 37 a 43.
En el último cuarto se vio la categoría de Acosta en el equipo de Luis Pierri. La experimentada jugadora estaba intratable desde los 6.75 y abría una distancia entre ambas escuadras que le iba a ser imposible de alcanzar para el conjunto de Juan Pablo Serdio. Goes mantuvo el juego colectivo sin sacar el pie del acelerador y terminó abrochando la victoria por 60 a 48 venciendo a las playeras por primera vez en el año.