Verdirrojo venció a 25 de Agosto 66-65 con un doble agónico de Martín Mayora y consiguió su segundo triunfo al hilo de la misma forma, con conversión en el cierre de los juegos. ¡Tremendo!

Lindo panorama en la cancha de Cordón donde el “Verdi” auspició de local, buen marco de público a pesar de la noche fría que hubo en Montevideo.

Naranja al aire impulsada por Andrés Bartel, empezó mucho mejor el león con un contundente 10-2 de la mano de Rodrigo Cardozo y Jorge Trindade que obligó a Mathías Nieto solicitar minuto de tiempo. Tras el mismo, empezó Gerel Simmons a desequilibrar en el 1×1, una de sus principales características, al hombre el “Veinte” que no podía solucionar la marca al extranjero rival. Lo trajo el elenco de la calle Prusia que se colocó un punto abajo, 17-16.

En el segundo chico, los primeros cuatro minutos fueron con mucha paridad en el score. Pero lo cerró mejor el elenco de Javier Espíndola que encontraba soluciones en el banco de suplentes, Bernardo Barrera fundamental para sacar ocho de distancia (30-22). Otro tiempo de Nieto, y en la primera jugada, Daniel Lipatín puso tremenda bomba para sacar 11 puntos –máxima de la noche-. No encontraba el gol, y en defensa la primera línea no estaba teniendo buen primer tiempo. Ingresó Lucas Rodríguez en la rotación y arrimó puntos, Simmons se enderezó en el final con parcial 8-2 para achicar en el tanteador que se lo llevó el de Villa Dolores 35-30.

Tras el descanso largo, lo peor del partido, jugaron muy mal ambos quintetos, en los primeros cinco minutos el marcador de este cuarto era a favor de 25 de Agosto, 3-2. Para la suerte del público le sacaron la tapa a los aros en la segunda mitad de este lapso. Manuel Mayora en la visita tuvo buenas incidencias y con lindo triple personal sacaba ocho el de la calle Bado, 45-37. Pero el banco le dio resultados al “Verdi” que, al igual que los 10 minutos anteriores, cerró mejor con Simmons y buen ingreso de Mauricio Parreño para ponerse a un doble (48-46) para afrontar el final.

Emotivo, expectante por la paridad, no por el juego en el rectángulo albiceleste. El león sin extranjero, ni Nicolás Álvarez por una contractura, además Trindade hizo la quinta personal cuando restaban 5:30 por jugar y su equipo perdía por dos tantos, 51-49. Poco gol de ambos, de todos modos exuberante arranque de Pablo Macanskas con cinco puntos seguidos. Espíndola puso a Sebastián Ottonello a fajarse abajo con Manuel Monteverde y Macanskas. Pero el hombre era Barrera, de buenos movimientos técnicos para hacerse responsable de su cuadro en cancha.
El 1:06 final fue precioso, lo dio vuelta 25 con un parcial 4-0, gol y foul de “Cococho” Álvarez para igualar en 61, erró el adicional pero hubo un enorme rebote ofensivo de Cardozo que puso el doble y arriba la visita 63-61.
Sacó el verde y la guinda fue a Simmons, anotó el tiro de dos puntos y sacó la falta, convirtió el libre para pasar 64-63.  En la respuesta Barrera y una jugada unipersonal exuberante para pasar 65-64 a falta de 00:32. Tiempo de Nieto. Tras el minuto perdió la pelota Verdirrojo, en el ataque rival erró Álvarez de tres y el rebote fue del local. Se cerró muy atrás 25, quedó liberado Martín Mayora que pareció tirar de tres, pero penetró, se sacó la marca de su hermano y en el aire puso el tanto ganador en lo que fue su única conversión de la noche; 66-65 a falta de 00:04.

Sacó 25 de Agosto, la bola fue a Barrera –el más claro- y en el ángulo de la calle Galicia y el banco de suplentes visitante tiró desacomodado y con la marca arriba, pareció un roce arriba desde donde estábamos apostamos, pero le damos la derecha para la terna que no pitó nada a pesar de los reclamos del banco y el DT del “Veinte”. Sufriendo, ganó y festejó Verdirrojo.

Los goleadores: 26 unidades de Gerel Simmons en el ganador, 15 puntos de Bernardo Barrera y Rodrigo Cardozo en el perdedor.

La terna arbitral de Andrés Bartel, David Nadruz y Alejandra Godoy, con más aciertos que errores. Bartel- Godoy con pitazos seguros y claros. Mucha incidencia de Nadruz en cierto tramo. La del final, mejor posicionados en la cancha, la derecha a los tres que impartieron justicia.

Estadísticas oficiales