Uruguay le ganó 73-66 a Venezuela y jugará mañana por el quinto puesto.

Con las grandes luminarias a lo lejos, Uruguay afronta el objetivo real que a esta altura del torneo le queda, luchar por el quinto puesto de la categoría, que no clasifica al Pre Mundial.

Fue un primer cuarto parejo, con Uruguay en la delantera dentro de un trámite goleado. El el segundo chico si claramente se vio la supremacía celeste, no solo en el score. Los dirigidos por Leonardo Zylbersztein mostraron enormes pasajes defensivos, quizás los mejores del torneo y sueltos en ataque jugaron con confianza, a veces corriendo la cancha, en otras tomando buenas opciones a pie firme. La celeste se fue 42-23 arriba al descanso largo.

En el complemento, como era previsible, la vino tinto salió con todo, pero Uruguay bancó bien la aguerrida remontada rival. En el epílogo, cuando los venezolanos se pusieron a una bola, aparecieron triples claves de los uruguayos, Villalba y Vescobi ofensivamente sacaron la cara por un equipo que jugó su mejor partido y siendo más claro en el cierre terminó llevándose el triunfo justificado por 73-66.

Ahora va mañana por el quinto contra el ganador de Perú – Paraguay.