San Lorenzo venció a Regatas Corrientes por 79-58 y de esta forma logró poner la serie final 3-1 a su favor. Asimismo el elenco de Boedo quedó a un triunfo de coronarse por segundo año consecutivo campeón de la Liga Nacional.  

Comienzo muy parejo, ambos equipos en defensa zonal y apostando a rompimientos en ofensiva. El ingreso de Santiago Vidal no tuvo éxito en el local, ya que la visita logró colocar un parcial de 16-0, con tres bombas incluídas de Marcos Mata y gran actuación de Gabriel Deck, para sacar 15 de renta. A falta de dos minutos se dio el ingreso de Matías Calfani, y aunque no convirtió unidades el primero se fue 24-8 para el cuervo.

En el segundo período el ciclón bajó la intensidad y eso permitió que Regatas creciera en el juego y producto del apoyo de su gente se fuera arriba. El remero utilizó bien la movilidad de la bola y convirtió de tres obteniendo buenos porcentajes, De la mano de su extranjero y figura Dondald Sims el equipo local que tuvo un nefasto primer cuarto, se fue al descanso largo 12 abajo (24-36).

El complemento mostró la muy buena actuación de Pepo Vidal, clave en la reacción locataria. El base manejó bien la bola en la transición y hasta logró aportar unidades. San Lorenzo por su parte hizo pesar su juego colectivo y también aprovechó el gran momento de Salem Safar para abir 15 de renta. Sin embargo, cuando la chicharra sonaba marcando el final del tercero, Arengo apareció con un bombazo de nueve metros para cerrar el propio período 54-41 a favor de la visita.

En el último chico San Lorenzo terminó de cerrar el encuentro de forma definitiva. Sobre el inicio salió inspirado y colocó un parcial de 9-0 en tres minutos para abrir 22. Dos triples consecutivos de Saiz le dieron esperanza al remero, que poco a poco se fue diluyendo. Una bomba de Mata y una exuberante hunidida de Deck comenzaron a liquidar las acciones. Regatas se quedó sin respuesta y aunque sobre el final maquilló el resultado, el elenco de Boedo se quedó con un triunfo de forma abultad en cifras de 79-58.

Santiago “Pepo” Vidal disputó casi 28 minutos en los que registró 8 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. Mientras tanto el artiguense Matías Calfani, sumó cerca de 20 minutos en cancha en los cuales anotó 2 unidades, bajó 8 rebotes y asistió en una oportunidad.

La serie vuelve para Boedo y si el próximo sábado San Lorenzo consigue otra victoria se consagrará bicampeón de la Liga Nacional de Básquetbol.