Las lobitas cayeron ante su par de Perú por 69-61, en su penúltima presentación en el sudamericano U17 que se disputa en Sucre. Las chicas hicieron un digno partido, en el que se destacó su entrega para llegar a ponerse a cinco, cerca del final, cuando llegaron a estar en desventaja de 20 unidades.

Por Marcel Rigali

Perú fue quien inició mejor las acciones, aprovechando su supremacía física, que le dio ventaja en la zona pintada. A su vez, Uruguay equivocó los procedimientos en el primer chico, buscando mucho el tiro de tres puntos. En ese rubro no tuvo buenos porcentajes y así se fue al descanso corto 17-6 abajo.

La  tónica se mantuvo en el segundo cuarto, en donde las peruanas siguieron estirando la renta, tomando hasta una máxima de 20 (33-13) a falta de tres minutos para el entretiempo. Tras esa diferencia, un tiempo de Alejandro Álvarez, sirvió para corregir defensivamente, que le permitió a las uruguayas, cerrar el primer tiempo, con un marcador de 34-17.

El descanso largo le dio otra cara a las lobitas, que rápidamente consiguieron un 6-0 para achicar. Las incaicas siguieron haciendo su negocio, lastimando abajo, para volver a estirar, pero las celestes, lejos de entregarse, se pusieron a 10 (38-28), a casi seis minutos para finalizar el chico. Pero, Perú respondió rápidamente, con dos triples consecutivos en un parcial de 8-0 que obligó al minuto de tiempo de Álvarez. Uruguay corrigió, y en base a robos, a corridas de cancha y a una Aldana Gayoso inspirada, las compatriotas volvieron a ponerse a 10 (49-39), diferencia con la que se fueron al descanso corto.

El buen cierre de nuestra selección se vio opacado con el buen inicio de los últimos 10 de las chicas peruanas, que con un 7-0 abrieron una diferencia que parecía ser lapidaria. Pero una vez más, el gran esfuerzo de las uruguayas, de la mano de las chicas de Defensor Sporting, Panetta y Gayoso, las nuestras lograron a achicar a ocho por primera vez en la segunda parte. Pero tras un tiempo muerto, las incaicas colocaron un triple desmoralizante para volver a tomar aire en el tanteador.

Las lobitas siguieron intentando y en base a ganas, se lograron colocar nuevamente a 8 a falta de 1:10 para el final del partido. Con poco para perder, Uruguay practicó una defensa extendida en toda la cancha, que complicó y mucho a sus rivales. Gracias a esto, con rápidos robos y puntos en las manos de Camila Panetta, la selección compatriota se colocó a 5 (66-61) a falta de 24 segundos del cierre. Sin embargo, esto no fue suficiente para quedarse con el partido, en donde las peruanas se hicieron fuertes en defensa y aseguraron el punto.

A pesar de la derrota es más que valorada la tarea de las uruguayas, que teniendo un equipo bastante joven para la categoría, se plantaron muy bien frente a la selección rival, jugando un notable segundo tiempo que las puso muy cerca de una gran remontada. Las chicas cierran su participación mañana a las 15 horas, cuando enfrenten a las perdedoras del partido entre Bolivia y Ecuador, buscando el séptimo puesto del campeonato.