25 de Agosto sufrió más de la cuenta pero se llevó el triunfo en su visita a Auriblanco por 88-85. Los dirigidos por Javier Espíndola tuvieron errores en el final, que pudieron costarle ir al alargue, si el intento de tres de Álvaro Taibo en el final hubiese ido adentro.

Por Marcel Rigali

Buen marco de público se acercó al escenario del papal para presenciar un juego entre un equipo que pelea arriba en el campeonato y otro que si bien está abajo, le ha hecho partido practicamente a cualquiera. Tras las dos posesiones completas sin jugar, por la iniciativa de la BUA en signo de protesta, el partido inició con el incesante aliento de la gente del veinte, como es habitual. El primer cuarto fue parejo, se intercambiaron gol por gol y se jugaron posesiones cortas por parte de ambos equipos.

El equipo de Villa Dolores inició el segundo chico 19-14 arriba, y siguió estirando diferencias ante un equipo rival que dependió mucho de lo hecho por Goncalvez adentro. Aunque su equipo abrió 9 de renta (31-22) en el arranque de los segundos diez minutos, Espíndola no estaba conforme. El entrenador del león permaneció siempre de pie, siendo muy crítico con su equipo y dando indicaciones efusivamente. La bronca del coach aumentó cuando con un buen ingreso de Nicolás Gentini, poniendo siete puntos en un parcial de 10-2, logró poner a mínima (33-32) a Auriblanco, a falta de tres minutos para el descanso largo. Tras un tiempo pedido reingresó Nicolás Álvarez al rectángulo, quien no solo le dio gol a su equipo, sino que también fue más inteligente a la hora de bloquear el rebote defensivo, rubro en el que 25 estaba sufriendo. Los números lo demostraron con 7 rebotes ofensivos y 9 tantos de segunda oportunidad tomados en este cuarto. Gracias a esto, el león volvió a tomar ocho de renta (43-35), con los que se fue al descanso largo.

Lejos de entregarse el papal saltó al segundo tiempo con Álvaro Taibo que le dio a su equipo soluciones rápidamente. Un 11-2 en los primeros dos minutos puso al frente a los locales, en los que se incluyó un triple precisamente de su capitán. El juego siguió siendo rápido, en el que ambos equipos apuraron sus ofensivas y eso los llevó a tener errores. Por un lado, rachas de Álvarez y Johnson estiraron el score a favor del veinte, pero rápidamente lo hecho por Gentini y Goncalvez volvió a poner a tiro a los dirigidos por Luís Pérez. Inmediatamente Daniel Lipatín saltó a la cancha y empezó a ser el hombre del cierre. Empujado por el aliento de la hinchada puso un triple para que su equipo pasara por uno. Pero dos libres de Facundo Sánchez le dieron la ventaja al descanso corto al local (63-62).

25 de Agosto inició mejor el último cuarto, comandado por Lipatín, Johnson y Álvarez, abrió tempranamente cinco de renta (76-71). Para colmo de males, el local perdió al Torito Gentini, tras cometer su quinta personal. Todo indicaba que la esperanza de traer el juego para los papales terminaba ahí, porque el veinte aprovechó la baja a la perfección, poniendo un parcial de 10-0, en los que se incluyeron siete puntos de Lipatín, con el que abrió 12 (86-74) a tres del final.

Pero con el juego casi cerrado, los dirigidos por Espíndola empezaron a hacer méritos para perderlo. Pérdidas tras forzar ofensivas rápidas, una tonta falta antideportiva de Lipatín y pelotas mal pasadas desde saques de costado llevaron a Auriblanco a colocar un parcial de 11-0 para ponerse a mínima (86-85) a falta de 46 segundos para el final. Por si fuera poco, Johnson fue mandado a la línea, falló uno, y en la recarga Facundo Sánchez casi pone a su equipo al frente con un triple, pero la bola salió. El equipo de Villa Dolores nuevamente tuvo la chance de cerrarlo con libres en manos de Cardozo, pero el oriundo de Lagomar también erró uno, lo que le dio vida al papal, que tuvo la chance de ir a alargue, con un triple en manos de Taibo que terminó afuera.

La alegría fue para los hinchas del león, que empujaron a su equipo durante los 40 minutos, y que estuvieron cerca de quedarse sin aliento en el final, si la última bola hubiese ido adentro. Con este resultado, 25 de Agosto igualó la línea de Tabaré y de su clásico rival, Miramar, con cinco triunfos y tres derrotas.

Las claves en el triunfo pasaron por los 25 puntos de Nicolás Álvarez y sus 6 asistencias, las 23 unidades de Gary Johnson, sumado a 10 rebotes y los 14 puntos de Daniel Lipatín, todos ellos en la segunda mitad. El mejor en el local fue Rodrigo Goncalvez con 28 tantos y 12 rebotes, bien secundado por los 16 puntos que puso Nicolás Gentini.

Estadísticas oficiales