La NBA realizó la ceremonia de entrega de premios de la temporada. Russell Westbrook fue elegido como MVP por primera vez en su carrera.

En la noche de ayer en la ciudad de New York, se llevó a cabo la gala de entrega de premios de la NBA. Por primera vez, dichos galardones se otorgaron en una ceremonia, ya que hasta el momento los ganadores se iban conociendo durante el desarrollo de los playoffs. Además, se suman distinciones especiales, como son la mejor volcada, asistencia, tapón, “game winner”, actuación individual en un partido y el jugador con más estilo a la hora de vestirse.

Jugador más Valioso de la Temporada (MVP):

A priori, la definición del MVP era un mano a mano entre Russell Westbrook y James Harden, ya que el otro ternado, Kawhi Leonard, parecía estar un escalón por debajo de los otros dos jugadores. Finalmente, los periodistas que votaron se terminaron inclinando por el base de Oklahoma City Thunder, que tuvo una temporada soñada, promediando un triple-doble, quebrando varios récords históricos.

Russell Westbrook 2016/17: 31.6 puntos, 10.7 rebotes, 10.4 asistencias y 1.6 robos por juego.

Rookie del Año:

Esta temporada de la NBA fue de las más flojas de los últimos años con respecto a los novatos, ya que pocos de ellos lograron tener una destacada participación en sus equipos. Muestra de ello, es que de los tres candidatos a quedarse con el premio, ninguno fue seleccionado en la primera ronda del Draft 2016. Joel Embiid fue elegido en 2015, Dario Saric en 2014, mientras que Malcolm Brogdon fue escogido en segunda ronda del 2016. El pívot de Philadelphia 76ers era gran candidato a quedarse con el galardón a comienzo de la campaña, pero apenas pudo disputar 31 partidos producto de una lesión. Entre su compañero de equipo y el base de los Bucks no había una gran diferencia, por lo tanto, ambos podían ganar el premio. El elegido por los periodistas fue Brogdon, que luego de un arranque un tanto dubitativo, se hizo de la titularidad y no la soltó por el resto de la campaña.

Malcolm Brogdon 2016/17: 10.2 tantos y 4.2 asistencias por partido.

Jugador Defensivo del Año:

Sin lugar a dudas uno de los premios más parejos, teniendo en cuenta que los tres candidatos tuvieron un año espectacular en el costado defensivo. Comenzando por Kawhi Leonard, ganador del premio en las últimas dos temporadas, siguiendo por Draymond Green, un jugador que puede defender de excelente forma tanto a un perimetral como a un interno y culminando con Rudy Gobert, que fue líder en bloqueos y pieza clave en Utah Jazz, la franquicia con mejor defensa de equipo este año.

Finalmente, Draymond Green fue el elegido por los periodistas para hacerse acreedor del “DPOY”, prevaleciendo la capacidad del ala pívot para defender tanto en el perímetro como en la pintura.

Entrenador del Año:

Los tres D.T tuvieron una gran influencia en el andamiaje de sus equipos. Gregg Popovich llevó a los Spurs a un récord 61-21, el segundo mejor balance de esta temporada. Por su parte, Mike D’Antoni revolucionó a los Rockets, implementando un estilo de juego basado en posesiones cortas, en las cuales el lanzamiento de tres puntos era la principal arma de los de Texas. Por último, Erik Spoelstra, coach de Miami Heat, que tuvo un inicio de campaña bastante pobre, pero que después del párate del All-Star Game, logró encadenar trece triunfos en fila, que le permitieron a los de la Florida luchar por un lugar en los playoffs.

El premio al entrenador del año fue para Mike D’Antoni, que puso a Houston Rockets en las semifinales de la Conferencia Oeste, desplegando un juego muy atractivo durante la temporada regular.

Sexto Hombre del Año:

Si hay que guiarse pura y exclusivamente por las estadísticas, la pelea estaría entre los dos hombres de Houston Rockets, Eric Gordon y Lou Williams, dos jugadores que desde el banco de suplentes traen soluciones instantáneas. Mientras que el tercero en discordia era Andre Iguodala de Golden State Warriors, un veterano que ha sido pieza determinante en la obtención del título por parte de la franquicia de Oakland. Dentro de una terna que era muy pareja, los votantes se inclinaron por Gordon, que desde el inicio de la temporada fue el sexto hombre en el cual Mike D’Antoni puso toda su confianza.

Eric Gordon 2016/17: 16.2 puntos por juego, con un 40.6% en tiros de campo y un 37.2% en triples.

Jugador de Mayor Progreso:

Tal vez este sea uno de los galardones en el que a priori había un gran candidato. A pesar de que tanto el serbio Nikola Jokic, como el francés Rudy Gobert, mejoraron considerablemente su rendimiento de una temporada a otra, ninguno de los dos logró el nivel que mostró Giannis Antetokounmpo. El griego fue un justo ganador, ya que lideró a los Bucks, clasificándolos a la postemporada y siendo líder de su equipo en puntos, rebotes, asistencias, robos y tapas.

Giannis Antetokounmpo 2016/17: 22.9 puntos, 8.8 rebotes, 5.4 asistencias, 1.6 robos y 1.9 bloqueos.

Además, la NBA anunció los mejores quintetos defensivos y de novatos de la temporada.

Primer Quinteto Defensivo:

Patrick Beverley (Houston Rockets), Chris Paul (Los Angeles Clippers), Kawhi Leonard (San Antonio Spurs), Draymond Green (Golden State Warriors) y Rudy Gobert (Utah Jazz).

Segundo Quinteto Defensivo:

Tony Allen (Memphis Grizzlies), Danny Green (San Antonio Spurs), Andre Roberson (Oklahoma City Thunder), Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks) y Anthony Davis (New Orleans Pelicans).

Primer Quinteto de Rookies:

Malcolm Brogdon (Milwaukee Bucks), Buddy Hield (Sacramento Kings), Dario Saric (Philadelphia 76ers), Willy Hernangómez (New York Knicks) y Joel Embiid (Philadelphia 76ers).

Segundo Quinteto de Rookies:

Yogi Ferrell (Dallas Mavericks), Jamal Murray (Denver Nuggets), Brandon Ingram (Los Angeles Lakers), Jaylen Brown (Boston Celtics) y Marquese Chriss (Phoenix Suns).

Russell Westbrook fue elegido como el jugador con más estilo a la hora de vestirse en la previa de los partidos.

La volcada del año la protagonizó Victor Oladipo, realizando una gran hundida a dos manos sobre la humanidad de Dwight Howard.

La mejor asistencia fue para una excelente jugada colectiva de Golden State Warriors. Luego de efectuarse un salto entre dos, Draymond Green realizó un pase largo en dirección a Stephen Curry, este recibió la bola y la dejó servida para que Kevin Durant la depositara en el aro con una volcada a dos manos.

El bloqueo del año fue el que le efectuó Kawhi Leonard a James Harden, que fue determinante para que los Spurs vencieran esa noche a los Rockets.

El “game winner” de la temporada fue el realizado por Russell Westbrook, cuando anotó un triple sobre la bocina desde unos nueve metros, que le terminó dando la victoria a Oklahoma City Thunder sobre Denver Nuggets.

La mejor actuación individual fue para Klay Thompson, en el triunfo de Golden State Warriors sobre Indiana Pacers. El escolta convirtió un total de 60 puntos (8/14 triples, 13/19 dobles y 10/11 libres) en los 29 minutos que estuvo en cancha.