Auriblanco venció a Marne 77-75 en su debut absoluto en la segunda división con doble de Emiliano Suárez sobre la hora.

Gélida noche de Montevideo y el Carlos Garbuyo recibiendo a papales y tifones. Buen marco de público para ver un encuentro entre equipos que a priori son rivales directos en la parte baja.

El partido comenzó con Marne mejor plantado. La visita tuvo en Piñeiro el hombre más claro en ataque, ganaba 12-6. El conjunto papal cometió muchas pérdidas, arrancó perdido. La primer alegría de la noche llegó tras una semi penetracion del Cacho Jones y la asistencia a su hijo, Joaquin, que la pudrió de tres puntos, convinación familar en una jornada que será dificil de olvidar para ellos. A partir de ahí mejoró Auriblanco y con buenos minutos del foráneo Rod Goncalvez colocó un 8-0 que permitió que los dirigidos por Luis Pérez igualaran en 21 para así culminar los primeros 10 de juego.

El segundo cuarto arrancó con otro parcial, pero esta vez llegó desde Simón Bolívar. Un 13-0 de Marne de la mano de Piñeiro, permitió que el equipo Tifón sacara la máxima e inclinara el juego en su favor. Hubo un buen pasaje de Santiago Pereira desde el perímetro. Auriblanco cometió muchas pérdidas pero encontró en Goncalvez su puntal ofensivo y con un 7-0 se puso otra vez en juego. Blazina puso una bola de tres puntos y Marne recuperó 9. A partir de ahí fue todo papal. Emiliano Suárez se sumó al brasileño y cuando parecía que el primer tiempo se iba para el equipo del Pepe Fernández, Auri con un parcial bárbaro se lo llevó 41-40. Suárez fue vital en ese pasaje.

El tercero arrancó muy parejo. Colman siguió desnivelando y fue líder en el mejor momento del local. Sacó siete de máxima, 51-44 con 6′ por jugar. Un 8-0 de Marne con Crocano importante permitió otra vez cambiar el líder del marcador y demostrar que el partido iba a ser de tanto a tanto. Los buenos porcentajes de tres puntos bancaron el partido del equipo azulgrana. Un doble sobre la bocina de Diego Olivera permitió que la visita se vaya 6 arriba al último cuarto.

El último tuvo de todo. La combinación entre Emiliano Suárez y Rod Goncalvez le dio rédito a Auriblanco que se acercó en el marcador. Marne siguió proponiendo de la mano de Ingratta y el Postre Pereira pero el juego ya no tuvo un claro dominador. La paridad se hizo presente en la calle Hermanos Gil. El equipo de Fernández se estancó en ataque, el Papal no aprovechó y la ventaja siguió siendo para el visitante pero solo por una posesion durante varios minutos.

Facundo Sánchez puso un doble y foul clave que permitió que su equipo se colocara a un punto. Marne siguió errando y el local pasó por dos con un Goncalves bestial. En la recarga cortaron a Ingratta que puso los dos libres y con 27 segundos la pelota era de Auriblanco. El marcador indicaba igualdad. Una jugada larga de Auri, donde Sánchez durmió casi toda la posesion y encontró libre a Emiliano Suarez, que quebró con un pique hacia adentro e hizo delirar a toda la barriada. La pelota del escolta encontró las piolas y ese doble a media distancia indicó que el partido estaba cerrado. Pereira intentó para Marne pero no quedó tiempo para más, y Auriblanco gritó victoria en su primer partido en la Segunda División del básquetbol uruguayo.

Estadísticas oficiales