En un final para el infarto, Miramar derrotó a Stockolmo por 67-66 a domicilio. El monito estuvo arriba en gran parte del encuentro y pudo perderlo en la última bola. Sin embargo se quedó con el triunfo e inicio con el pie derecho.

Naranja al aire impulsada por Vázquez y el partido en marcha. El encuentro  fue intenso y entretenido desde el arranque, Miramar apostó por el juego interno y sacó rédito. La dupla Fahnbulleh-Blankson cargó abajo y en cinco minutos de juego la visita pasó al frente 12-4. Poco del dueño de casa, Medina asumió en ofensiva, aportó unidades, pero no alcanzó. Los primeros diez fueron 26-16 a favor de los monos.

El elenco de Yaquinta continuó dominando. El foráneo volvió a ser incontenible para una defensa que fue vulnerable. Con el paso de los minutos Stockolmo creció en el juego. Los minutos en cancha de Couñago le dieron al equipo una mejor conducción, el oriundo de Biguá fue clave en la asociación con Stimage, quien tomó más protagonismo en el poste bajo y achicó la renta. De esta forma, se fueron al descanso largo 35-30.

El inicio de complemento no pudo ser mejor para el azúl del Prado, corridas de Stimage y Viana decretaron un parcial de 4-0 y producto de ello Stockolmo se puso a un punto. Sin embargo, la visita logró recuperarse. Imanol Asaravicius, de gran partido, participó en todas las ofensivas del monito y se transformó en una de las figuras. Fahnbulleh por su parte continuó siendo pilar en la pintura. A pesar de ello, Stockolmo no bajó los brazos y volvió a ponerse a tiro de la mano de Viana. La visita arriba 52-47 al cabo del tercer cuarto.

El último período nos regaló un final electrizante, por demás emotivo. Los conducidos por Santerini volvieron a ponerse a un libre. La humanidad del foráneo de Miramar volvió a decir presente, de esta forma y junto a los buenos aportes de Blankson el mono sacó 8 de renta a falta de cinco minutos.

Fue allí, donde increíblemente Martín Trelles y, segundos más tardes, Jeff Fahnbulleh llegaron a su quinta falta personal, lo cual produjo la salida de ambos hombres. Producto de ello Stockolmo se fue arriba, Stimage volvió a cargar abajo, Grolla pesó en defensa y Viana sacó redito mediante corridas para colocarse nuevamente a un punto. Lo cierto es que el dueño de casa tuvo la última para quedarse con el triunfo. Couñago reingresó y le quedó la bola final, “Charly” tiro de tres pero falló. La alegría y el punto se fueron para el barrio Belgrano, Miramar se quedó con la victoria en cifras de 67-66 y comenzó con el pie derecho El Metro.

La figura de la noche estuvo el equipo perdedor, ya que Rashuan Stimage colocó 26 unidades y  bajó 13 rebotes. Seguido por la gran actuación de Jeff Fahnbulleh, quien aportó 22 puntos.

Estadísticas oficiales