Si existe un sinónimo de campeón en la Liga Uruguaya, tiene nombre y apellido: Leandro García Morales. 

“La Bestia”, “Dios” o simplemente Leandro, tiene un impresionante récord de cinco Ligas Uruguayas, sin perder jamás una serie de finales. Biguá en dos oportunidades (2007 y 2008), Aguada en 2013 y Hebraica Macabi en las últimas dos temporadas lo vieron festejar. Además, fue elegido el mejor jugador en casi todas las oportunidades, excepto en la edición pasada.

Jugó 10 Ligas y ganó la mitad de ellas. Amado por sus hinchas, odiado por rivales, siempre es centro de atención. Goleador nato, tiene una lectura de juego envidiable que lo hace un gran generador de juego para sus compañeros.

En la temporada que terminó, promedió 33 minutos jugados, anotando 21 puntos por juego y cediendo más de 4 asistencias.

Sin lugar a dudas un clase A, el jugador más desequilibrante del medio y principalmente un ganador. Un jugador que disfrutamos en Liga Uruguaya. El que quiera salir campeón ya sabe a que número tiene que llamar…