Aguada derrotó en el gimnasio de Larre Borges a Capitol por 81-71 y de esta forma se coronó campeón de la Copa de Plata del Torneo Nacional Sub 23.

Naranja al aire impulsada por Arenas y el partido en marcha. Comienzo poco efectivo por parte de los dos equipos, que recurrieron a la movilidad de la bola y posesiones largas pero fueron imprecisos en la definición. En Aguada se encendió Luca Magnone y aparecieron los puntos. El base manejó bien la transición y fue clave subiendo la bola. Capitol por su parte encontró a Mateo Rodríguez inspirado, siendo el abanderado en el goleo. Primeros diez minutos muy parejos, 22-21 el rojiverde.

En el segundo período se dio la variante y a la cancha Agustín Ramírez, de grandes minutos. Parcial 9-0 de Aguada y minuto de Diego Cal. A la vuelta, hubo dos faltas alevosas por parte de Edison Espinosa que no fueron sancionadas, error de los árbitros. Los de la calle Gil sufrieron en defensa, en ataque mostraron muy poco, mejoró gracias al ingreso de Santiago Filippini, pero no mucho más. Aguada fue superior y Ramírez determinante para que al término de los primeros 20 minutos, quien oficiara de local se impusiera 47-30.

En el tercer cuarto, otra fue la historia. Mateo Rodríguez penetró y puso cuatro puntos liderando un parcial de 6-0. Los conducidos por Cortizas comenzaron a complicarse, técnicos pitados a Espinosa y a Ramírez. Las cosas no salían, la desesperación reinaba en un equipo anulado y por si fuera poco, del otro lado Rodrígo Pintos fue infalible. Magnone reingresó puso cuatro puntos y le dio un poco de aire, pero rápidamente Labat recuperó dos bolas que transformó en gol para disputar los últimos diez 6 abajo (57-63).

Nahuel Santos tuvo un reingreso inmejorable, puso un doble y clavó un triple. Los del Prado lograron reponerse, Pintos asumió y fue el hombre clave para poner a su equipo nuevamente en partido. Tanto es así que el mismo Rodrígo, a falta de tres minutos, era el único anotador en el “Capi”. Sin embargo Aguada fue más, hizo mejor las cosas. Sobre el cierre manejó bien el partido, capitalizó los ataques y rotó bien la bola. Magnone y Santos claves, Capitol continuó luchando pero el triunfo y la copa se fueron para San Martín y Marmarajá en cifras de 81-71.

Como era sabido, los dos equipos por disputar la final se ganaron un lugar en la Copa de Oro del próximo año. Que dicho ya de paso, esperamos que tenga un mejor final.

En el conjunto aguatero se destacaron las actuaciones de Luca Magnone y Nahuel Santos con 30 y 19 unidades respectivamente. Mientras que en Capitol los máximos anotadores fueron Rodrigo Pintos con 27 y Mateo Rodríguez con 19 puntos.