Hebraica Macabi y Aguada se enfrentan en la gran final a partir de las 21.15 para determinar quién será el campeón de la Liga Uruguaya.

El equipo macabeo ya tuvo a su rival dos veces en jaque y no lo pudo vencer. El elenco de Leonardo Zylbersztein ganaba la serie 3 a 1 y cayó derrotado dos veces seguidas. El sexto juego estuvo a una bola de lograr el tan ansiado objetivo pero una dura defensa sobre su principal figura lo llevó al séptimo juego. Lo negativo además de la derrota es que uno de sus panameños, Michael Hicks, salió sentido y no estará al 100%. El amarillo buscará un gran triunfo mediante el juego colectivo que lo caracteriza y de esta manera ser bicampeón.

Su contrincante llega entonado, con la moral bien arriba y con ganas de dar vuelta la serie. Los dirigidos por Fernando Cabrera estuvieron en dos oportunidades contra las “cuerdas” y lograron zafar, ahora es el momento de demostrar que el rojiverde puede ser el campeón. Un asepecto negativo es que su base, Gustavo Barrera salió algo sentido el encuentro pasado. Un equipo desafiante, metedor, luchador y con guerreros irá en busca de lo que muchos daban por perdido. Los de la Avenida San Martín confían en su capitán, en el buen rendimiento de sus extranjeros y en esa gran hinchada para levantar el trofeo.

Los encuentros finales fueron la primera para Hebraica 89-76, la segunda de Aguada 88-84, la tercera y cuarta amarillas 98-62 y 91-89. La quinta y sextra se las quedó el rojiverde 93-78 y 92-91 tras alargue en 82.

Los árbitros de la noche serán Richard Pereira, Alejandro Sánchez Varela y Andrés Bartel. La mesa está servida.