Luis Pérez tendrá la difícil tarea de dirigir a Auriblanco en ‘El Metro 2017’. En la previa a este certamen histórico para la institución del barrio Bella Vista, debido a que será la primera vez que lo juegue en su historia, el flamante DT dialogó sobre la preparación y como es el día a día de una zona de la capital que espera latente el lanzamiento de la naranja al aire.

 

¿Cómo te tomó la noticia?

Uno nunca se espera que lo vengan a llamar para asumir la dirección técnica de un equipo. Uno por más que quiera estar trabajando en lo que más le gusta siempre se lo va a tomar como sorpresa una llamada de este tipo por más que lo desee. Llegó y tuve que evaluar de quien venía, como estaba conformado el equipo, las instalaciones del club, la capacidad de estar a la altura de las circunstancias y finalmente se dio.

Auriblanco fue uno de los últimos equipos en confirmar su presencia debido a temas económicos. ¿Afectó en algo al momento de tomar la decisión de aceptar el reto?

Esta como está el país. La situación económica de Uruguay no es buena y por lo tanto afecta todo, pero este club quiso poner un equipo decoroso para lo que es El Metro, asumí porque veo y estoy convencido de que se hace todo el esfuerzo para tener todo lo necesario en la cancha. Desde el cuerpo técnico, los jugadores, el extranjero que no es poca cosa y presentar un equipo bajo toda esta situación es más que destacable valorar el accionar de todos los directivos.

A pesar de tener una situación económica desfavorable te toca estar ante un hecho histórico para el club y para todo un barrio. ¿Sos consciente de eso?

Para mi es el mismo que trabajo que hice anteriormente como asistente, como entrenador de formativas o como entrenador en jefe. Mi trabajo es presentar el mejor Auriblanco que podamos y es lo que hago desde que estoy en esto. Se va a presentar el mejor equipo para hacer la mejor performance posible. Si me pongo a pensar en todo el trasfondo histórico que tendrá este Metro para la institución se me va a complicar pero estoy dispuesto. Alguien tiene que ganar el primer partido de Auriblanco en el Metropolitano, se que va a quedar en la historia la posición en la que finalicemos, para mi eso no es una presión, sino una motivación.

Auriblanco es una institución muy arraigada con la gente del barrio Bella Vista. ¿Cómo se están viviendo los entrenamientos previos?

Cada club tiene su idiosincrasia, su forma de ser y su barrio atrás. A mí me ha tocado estar en equipos así pero este tiene algo distinto. Los jugadores ya son de la casa, saben lo que es defender esa camiseta, saben lo que le piden, la gente siempre va y está ahí. Los directivos, allegados, hinchas, es todo muy reconfortable. Estamos todos muy cómodos y hay una gran expectativa para el barrio y para el club, entonces la gente te lo hace saber.

¿Cómo encontraste al plantel?

El plantel está muy bien. Yo ya conocía a varios de ellos por tenerlos conmigo o por enfrentarlos. A Facundo Sánchez lo tuve toda mi vida en formativas. Con Álvaro (Taibo) y Cacho (Jones) nos conocíamos de habernos cruzado en DTA y esto es un ambiente chico, entonces nos conocemos todos. El decirte que son excelentes personas está demás porque todos ya lo saben pero eso fue lo primero que me sedujo para poder dirigir Auriblanco.

Hay una mixtura importante entre jugadores experientes y muchos jóvenes, ¿cómo pensas sacarle rédito a eso?

Con respecto a los experientes primero que nada pienso sacar todo lo que tienen como persona. Luego intentaré sacar lo máximo que tiene cada uno con respecto al conocimiento deportivo porque yo no vengo a cambiar nada si no que vengo a utilizar su potencial, tanto su forma de jugar, de tirar, del conocimiento de la divisional y otros factores. A los jóvenes intentaré llevarlos de a poco para poder exprimir lo máximo posible de cada uno.

Hasta el momento Auriblanco no ha confirmado extranjero a pesar de que se está trabajando en silencio, ¿preocupa en algo esta situación para le comienzo del certamen?

Estamos trabajando en eso y te digo que ya lo tenemos pero se están ultimando los detalles de la transferencia con su representante y él está viendo como venir por el tema de que en este momento está en actividad. Aún no está cerrado y por eso no lo dimos a conocer pero las negociaciones van avanzadas. Todas las partes están haciendo un esfuerzo para llegar a buen puerto y lo único que se puede informar es que es interno.

A priori Aurbilanco no parte como uno de los candidatos del torneo pero tampoco lo fue cuando le tocó campeonar en la DTA. Mantiene una pequeña base del certamen mencionado donde ese plantel mostró que tiene rebeldía. ¿Eso es un plus que permite ilusionarse un poco?

En los campeonatos pasa que siempre hay un campeón, hay equipos que descienden y otro que es el revelación. Nosotros buscaremos estar en la mejor situación posible. No estaremos en las últimas plazas de la divisional e intentaremos ir por el camino del equipo revelación. Queremos ser un equipo que pudo cumplir los objetivos de la categoría que en primera instancia es salvarse del descenso. Pero basado en el plan de hacer un equipo competitivo, que no le toque por sorpresa determinadas situaciones, tanto ofensivas como defensivas, de ahí buscaremos las mejores posiciones.

¿Cuáles son los objetivos de Auriblanco para este certamen?

Nuestro plan es ir paso a paso y partido a partido como se dice en el ambiente. Mi objetivo va a ser presentar el mejor Auriblanco que podamos. Logicamente al ser el benjamín de la categoría, hoy por hoy, Auriblanco está lejos de estar peleando el certamen pero eso es el análisis frió del campeonato. Luego veremos donde terminamos. El trabajo dirá hasta donde podemos llegar.

¿Cúales son los tres candidatos para ascender?

A mi me gusta mucho el equipo de Atenas. Mirándolo bien tiene todo para subir. Un buen extranjero que trabaja y una base de jugadores nacionales importantes. Sayago también corre con mucha ventaja y ahí estaría el 1 y 2 del torneo. Luego hay que ver hasta donde puede llegar Cordón que se armó lindo y es uno de los equipos tradicionales que sabes que siempre va a estar en la pelea. Creo que esos tres son los que están por encima del resto este año.