Aguada derrotó a Hebraica Macabi y la serie tendrá al menos un partido más. Barrera a altísimo nivel y la ventaja en el juego interno fueron las claves.

Quinto partido de las finales de la Liga Uruguaya, partido que podía consagrar campeón al macabeo, y donde el aguatero quería estirar la serie para seguir soñando con el título. Con un Palacio Peñarol repleto, Hebraica Macabi abrió con Luciano Parodi, Leandro García Morales, Michael Hicks, Sebastián Izaguirre y Jaime Lloreda; al tiempo que Aguada lo hizo con Diego García, Federico Pereiras, Demian Álvarez, Jeremis Smith y Dwayne Curtis.

El inicio del juego mostró al rojiverde claro en los tiros a distancia, con Pereiras firme en ambos lados de la cancha para poner un 12-5 en poco más de tres minutos de juego. García Morales asumió las ofensivas del equipo amarillo para empatar el juego poco después de la mitad del cuarto. El sanducero Izaguirre puso dos “bombas” para hacer pasar a su equipo por primera vez en el partido, y el primer chico se cerró 19-18 para el macabeo.

Zanotta tuvo un buen ingreso, pero ambos equipos se alternaron el liderazgo durante los primeros cinco del segundo período, hasta que “Panchi” se hizo protagonista del juego para inclinar el marcador para Aguada. Tras una protesta, Demian Álvarez fue sancionado con un técnico -su tercera personal- pero Hebraica sufrió la falta de gol en sus internos y no pudo aprovecharlo. Así, el score de cara al entretiempo fue de 42-36 para el rojiverde.

Tras el descanso largo Hicks puso dobles consecutivos, pero fue Aguada quien rápidamente respondió y llevó la diferencia a 9 puntos. Luego del minuto solicitado por Leonardo Zylbersztein, su equipo no logró la solidez defensiva necesaria ni los porcentajes en el tiro exterior que lo pusieran en partido. Un antideportivo de Barriola le dio la chance de convertir 5 libres a Leandro y ponerse a 5 restando tres para terminar el tercero. El rojiverde respondió con Smith, y si bien el macabeo abusó del tiro exterior, desde la línea fácil se puso a cuatro. Otro antideportivo, esta vez sobre Álvarez, y una tonta falta de Boston dejaron el marcador 66-59 para el aguatero.

Un triple de Pereiras le devolvió 11 de renta al rojiverde, pero García Morales mantuvo vivo al equipo amarillo. Jugando desde Barrera y sacando ventajas en la pintura, el equipo de Cabrera volvió a llevar la diferencia al doble dígito restando poco más de tres para el final. A pesar de los cambios e intentos macabeos, la exuberancia de “Panchi” cerró el juego. Final 93-78 para los de Av San Martín, serie 3-2 en favor del equipo de la calle Camacuá.

En el ganador se destacaron los 20 puntos y 9 asistencias de Gustavo Barrera, y los 15 puntos más 12 rebotes de Jeremis Smith. El goleador de Hebraica fue García Mireles con 31 unidades.