Leonardo Zylbersztein, entrenador macabeo, habló con Basquet Total tras el gran triunfo de Hebraica y Macabi en la cuarta final de la Liga Uruguaya de Basquetbol. Si gana el lunes, es campeón.

El entrenador macabeo analizó de esta manera el cotejo: “Un partido complicadísimo, es difícil jugar los partidos cuando venís de atrás, y estuvimos casi los cuarenta jugando de esa forma. A pesar de que cometimos un montón de errores tanto en ataque como en defensa, nunca perdimos la esperanza. Yo les decía que el partido algo nos iba a dar, hay que reconocer que no jugamos bien, pero nos dio la posibilidad de ir al alargue y posteriormente ganarlo”.

Zylbersztein ponderó el trabajo de su rival, ante la ausencia de una de sus figuras: “El "Panchi" es un jugador muy importante, no cabe duda de que es una pieza clave en Aguada. Pero nos pasó a nosotros, ya nos ha pasado de no contar con alguien fundamental, y sabemos que el resto tiene que dar algo más. Ellos ya habían jugado sin Barrera en el año y lo hicieron bien”.

“Nosotros tal vez vinimos hoy con un poco más de presión y tal vez por eso nos costó. Pero siempre le digo a mis jugadores que tenemos que alimentarnos de esa presión. Muchas veces estuvimos a dos bolas o una bola de pasar y no pudimos, cuando pasamos fue para ganar. Ahora queda seguir trabajando, ver los videos, para mejorar de cara al lunes”, manifestó el entrenador macabeo.

Un equipo que gana jugando bien, o mal, tiene chapa: “La diferencia del partido anterior se dio por una situación de juego pero no es la realidad. Somos los dos mejores de la liga y por estamos en la final. Lo que a uno lo deja tranquilo, es que podemos venir de atrás y llegar con resto al cierre. Ahora son pocos días de cara al próximo juego, son sólo dos días y tenemos que descansar bien”.