Golden State venció de principio a fin a San Antonio en una paliza histórica aprovechando la baja de Kawhi Leonard, y puso la serie 2-0 a favor.

 

Golden State Warriors (2) 136-100 San Antonio Spurs (0)

Jugando un partido perfecto y aprovechando la baja de Kawhi Leonard en San Antonio, los Warriors liderados otra vez por Stephen Curry vencieron como local y dejaron la serie 2-0.

El partido ya de arranque tuvo un claro dominador. 22-10 de movida en los primeros 7 minutos de juego, y un demoledor 13-6 en las últimas dos vueltas de reloj del primer chico marcó lo que iba a ser la noche. Con un Curry inspirado y todo el equipo rayando a gran nivel el local sacó ventaja. El segundo cuarto fue más de lo mismo. El equipo de Popovich no le encontró la vuelta y se vio abajo por 28 unidades en los primeros 24 minutos. Sólo Johnatan Simmons pareció a la altura en el arranque. 72-44 mandó Golden State en la primera mitad.

El segundo tiempo estuvo de más. A pesar de que el tercero fue el cuarto más parejo de la noche la historia ya estaba decidida. El local se siguió floreando y aumentando la ventaja. Con grandes porcentajes y sin dejar jugar a la visita sacó 31.

El último chico fue meramente formalidad. Los que menos minutos tienen en la rotación jugaron los últimos instantes del partido, y los de Kerr siguieron aumentando el score. Sin Leonard ni Parker San Antonio no supo encontrarle la vuelta, y los de la bahía de San Francisco se florearon para dar un paso más en la búsqueda de anillo.

El máximo anotador del juego fue Stephen Curry con 29 puntos, mientras que en el perdedor el goleador fue Simmons con 22.

La serie ahora se muda a Texas donde el próximo sábado los Spurs reciben a Golden State Warriors.