Marne venció a Paysandú 59-54 en partido que se disputó en la cancha abierta de Emilio Raña, que recibió un encuentro oficial tras 10 años.

Evento especial para la institución y para el barrio, en la vieja cancha abierta del Paysa se volvió a jugar un partido oficial por competencia de la FUBB después de más de 10 años, fue en el marco del Torneo Nacional Sub 23.

Fue una fiesta, asi se vivió adentro y afuera de la cancha. Tanto las autoridades de la FUBB, como Marne -club visitante- aceptaron jugar en un escenario al aire libre. Con el visto bueno de las partes se realizó un espectáculo que quedará en el recuerdo.

En cancha, Marne dominó el juego llegando a manejar hasta 10 de diferencia, el Tifón fue superior pero no logró despegarse, el local se mantuvo en juego hasta el último cuarto donde mejoró defensivamente y llegó a colocarse a dos. En el cierre el tricolor falló con algunas pérdidas y la visita fue más efectiva para terminar quedándose con el punto que le dio la clasificación.

Nahuel Alvez con 18 fue el goleador del partido, mientras que en el local Mathías Ramos anotó 12 y Maximiliano Pons 11.

Esta noche se volverá a vivir la fiesta del barrio, Paysandú recibirá a San Telmo.