Hebraica venció 98-62 a Aguada gozando de un gran nivel colectivo y puso la serie 2-1 a su favor.

El partido de mayor cantidad de entradas vendidas esperaba un trámite que nunca encontro. Hebraica fue muy superior y a ley de juego puso la serie 2-1.

El partido comenzó a pedir de boca para el macabeo, dos triples de Izaguirre -que fue titular en lugar de Boston- y cinco puntos de Jaime Lloreda. Parcial de 11-0. Parodi generaba ante la marca de Barriola, Barrera fue con García Morales y lo marginó, pero el 10 de Macabi, inteligente,no tomó un rol que su equipo no necesitaba, las vías de gol estaban en otro lado.
Si bien Aguada llegó a emparejar con algo de Barrera y Curtis, el partido cayó por la cantidad de pérdidas que sufrieron los conductores. Con una bomba de Demian Álvarez el rojiverde se colocó a 4, pero un mejor cierre de Hicks le permitió a los de Zylbersztein irse 22-14 arriba.

En el segundo lo quebró Hebraica. Parodi volvió a brillar en modo MVP y empezaron a caer las anotaciones de García Morales. Hicks aprovechó la diferencia de centímetros y fue a jugar al poste, Boston convirtió de cuarta e Izaguirre lastimó a distancia. La renta llegó a ser de 26 (47-21).
Aguada jugó al ritmo apurado de Barrera y le fue perjudicial, Demian colocó puntos pero fue muy individualista y Smith faltó con aviso a la cita. Curtis, en su rol fue uno de los que mas intentó. En el cierre, puntos consecutivos de Iglesias maquillaron e ilusionaron, parcial de 8-0 para terminar 47-29.

Posterior al descanso largo, la preocupación de Aguada más allá del resultado era la lesión muscular de Barrera, tras un tirón que sufrió en el cierre del período anterior. Panorama complejo para los del Hechicero que nunca lograron ponerse en juego.

Hebraica se floreó, bajo los influjos de Luciano Parodi volvió a brillar el colectivo. Todos rindieron, con Lloreda volviendo a tocar un pico altísimo como rendimiento más destacado dentro de niveles generales que estuvieron a la altura de una final.

Aguada tiró reacciones pero nunca llegó a achicar más del entorno de los 20 puntos, con la vergüenza deportiva de Diego García y aportes de Barriola. La diferencia fue elocuente. Ganó Macabi 98-62 y está 2-1 arriba.