Nacional vencía 25-21 a Stockolmo en el Gran Parque Central cuando el árbitro Richard Pereira tras ser insultado en reiteradas ocasiones decidió suspender el cotejo. Restaban 4.20 para finalizar el segundo cuarto.

Nacional, conducido por Augusto Pons, comenz{o jugando con Juan Ruiz, Rodrigo Albornoz, Nicolás Lewis, Santiago Vázquez y Mauro Miranda. Por su parte el conjunto de Stockolmo al mando de Alejandro Santerini inició con Fabricio De Palma, Santiago Rey, Lucas Lluis, Agustín Parra y Rodrigo Varela.
Los primeros diez minutos fueron entretenidos y parejos, ambos equipos se alternaron al frente del marcador, Lluis era la gran figura del elenco visitante con penetraciones varias y tiros a larga distancia comenzaba siendo letal en el ataque. Por su parte el local no le encontraba la vuelta al inicio, estaba impreciso y mejoró sobre mediados del cuarto con Ruiz y Miranda como principales figuras y eso le permitió abrir diferencias en el marcador que se mantuvieron hasta el final. De Palma metió un triple importante que permitió que la diferencia fuera de 5 puntos al cierre del primer cuarto, 18-13 ganaba Nacional.
En el segundo, de la mano de Ruiz en el perímetro y de Miranda en la pintura, los bolsos comenzaron a abrir diferencias. De Palma sacaba un poco la cara por el conjunto del Prado cuando las cosas estaban mal. La “S” logró colocarse a 4 (25-21) cuando restaba poco más de 4 minutos. Sin embargo tras una jugada de ataque del equipo azul donde Pereira no sancionó falta, se desató una catarata de insultos sobre el árbitro por parte del presidente de Stockolmo lo que determinó su salida del gimnasio.
El hombre sancionado se retiró mientras seguía insultando pero se quedó en la puerta de las instalaciones del gimnasio donde continuó con sus agravios lo que determinó la suspensión del partido por parte de Pereira.
Esto estampó en el formulario: