San Antonio se repuso de la lesión de Tony Parker y venció a los Rockets en el tercer punto de la serie, pasando a liderar 2-1.

Houston Rockets (1) 92-103 San Antonio Spurs (2)

Los Spurs supieron sobreponerse a la lesión de su base estrella y luego de iniciar abajo la serie ante los Rockets de Harden, con dos triunfos consecutivos ya se encuentran arriba.

El primer tiempo estuvo lejos del nivel NBA en Playoffs. Ambos equipos tiraron muy mal de campo y estuvieron desacertados en ofensiva. Algo de LaMarcus Aldridge en San Antonio y Harden en el local fue lo más destacado. La primera mitad se fue en favor de los de Popovich 43-38.

El segundo tiempo nos regaló todo lo que el primero nos privó. Con Harden y Kawhi Leonard como estandartes, se dio un duelo digno de dos contendientes al MVP, y polarizando las ofensivas de sus equipos manejaron el partido. Los Spurs además tuvieron en Pau Gasol un buen actor secundario y se fueron hasta 11 arriba. Con Harden y Ariza, los de D’antoni se pusieron en juego, pero una bomba de Simmons sobre la bocina le dio seis puntos de ventaja a San Antonio.

El último cuarto tuvo de todo. Con la sensación de que el local se vendría con todo por el triunfo pero que enfrente tenía un equipo de mucho carácter. A pesar de la baja del francés Parker, los Spurs cerraron mejor el juego. Houston intentó de la mano de “la Barba” y Capela, pero sus esfuerzos fueron estériles. Leonard siguió siendo imbancable, y sumado a una técnica cobrada a Harden y otra a Beverley, la visita cerró el partido con libres y recuperó la ventaja de localía con un final de juego perfecto.

El máximo anotador del juego fue James Harden con 43 puntos, mientras que en el ganador LaMarcus Aldridge y Kawhi Leonard fueron los goleadores con 26.

El próximo juego será el domingo en el Toyota Center de Houston.