Olimpia derrotó a Atenas 67 a 59 en un partido correspondiente a la categoría cadetes de la serie 2.

El equipo dirigido por Andrés Villagrán comenzó distraído el juego y el conjunto visitante era gravitante a la hora de atacar. Las alas negras en los minutos iniciales tuvieron al tridente conformado por Luciano Planells, Federico Da Cunha y Elías Pardo en un gran nivel. En primera instancia penetraban y se adueñaban de la zona pintada y sobre el final del período se encargaron de tirar desde los 6.75 y no erraban. En el locatario Nahuel Cattaneo era el estandarte del equipo pero no podía impedir que la visita se fuera arriba 21 a 12.
En el segundo el cotejo siguió con la misma sintonía. El equipo de Martín Frydman no bajó los brazos y de a poco intentaba ampliar la diferencia entre ambas escuadras. En la visita Planells seguía como pieza clave a la hora de atacar mientras que en el Olimpia crecía Gonzalo Melgarejo, mejoraba Pablo Silva y Cattaneo mantenía el nivel mostrado en los primeros minutos. A pesar del intento local, Atenas extendería aún más la diferencia, se fue al descanso largo 37 a 26.
Las palabras de Villagrán causaron efecto y rápidamente la máquina blanca se ponía en partido gracias a la dupla Melgarejo-Cattaneo. A pesar de eso Planells seguía mostrando su poderío individual y a pesar de algún error no forzado seguía siendo determinante a la hora de atacar. Durante el transcurso del tercer cuarto el juego colectivo olimpista superó las individualidades ateniense y al cabo del periodo la diferencia entre ambas escuadras era de solo un punto: 47-46 las alas negras.
Los últimos diez minutos de juegos fueron no aptos para cardíacos debido a que el encuentro se terminó de definir sobre el final del mismo. Los cortes por parte de ambos equipos trabaron un poco el desarrollo del encuentro pero le pusieron esa pizca de nerviosismo que le faltaba. Cattaneo fue clave en Olimpia, Melgarejo lo secundó de gran forma pero Silva fue fundamental en el momento de la definición. Atenas no encontraba otra vía de gol si no fuera por lo que hacia Planells y lo terminó sufriendo. Federico Maciel puso un triple decisivo en la visita pero luego los errores llegaron en un mal momento y el locatario fue más rebelde en los minutos decisivos. Con Cattaneo como pilar Olimpia consiguió dar vuelta el encuentro y que los dos puntos quedaran en la calle Garzón. Finalmente el cotejo terminó a favor de los locales por 67 a 59.
Nahuel Cattaneo, figura Olimpista, dialogó con Basquet Total luego de la gran victoria obtenida por la máquina blanca.
El cotejo comenzó flojo para el equipo de la calle Garzón pero con mucha entrega dio vuelta el encuentro en los minutos finales: "La verdad que tuvimos muchísimas complicaciones. Arrancamos mal el encuentro, entramos flojos en defensa pero de a poco, metiendo, pudimos remontarlo".
El equipo de Villagrán era superado por el de Frydman en todos los aspectos pero los ajustes dieron tranquilidad y solvencia al olimpista: "Supimos ajustar la defensa, tenían un base complicado que se metía bien por todos los lados que le dejábamos libre, pero con cambios, sumado al juego colectivo, lo pudimos dar vuelta".
Luciano Planells vivió una tardecita de ensueño e hirió a la defensa local en todo momento. En el descanso la charla causó efecto y a pesar de algún destello del jugador ateniense, Olimpia pudo controlarlo de mejor forma en el complemento: "Nosotros tuvimos que ajustar la defensa y hacerla casi desde cero. Intentamos marcar a todos pero basándonos en el punto alto de ellos. Nosotros tenemos buena defensa, buenos jugadores que en el uno por uno son muy bueno y aspiramos a eso".
Cattaneo se caracteriza por ser uno de los jugadores multiuso del plantel de Olimpia y a pesar de que no le incomoda jugar en cualquier lugar de la cancha, tiene su preferencia: "A mi me gusta correr. Me considero un buen atleta y aprovecho eso. Yo juego más abajo y los que tienen que salir picando son otros".
Por momentos la salida rápida fue el arma letal de los locales y a través de la misma fue que lograron dar vuelta el cotejo: "Tenemos muchas jugadas preparadas y todas las prácticas se basan en eso. La salida y el contra-ataque es en lo que más se basa nuestro juego. Tenemos buen estado físico gracias al profe así que todo se alinea para jugar de esta forma".
Para Nahuel el torneo es largo pero los objetivos marcados en el comienzo de la temporada hay que cumplirlos: "Primero que nada siempre hay que mejorar, tenemos muchas cosas para afinar, nos faltan enfrentar a equipos muy difíciles y aspiraremos a estar en serie 1".