Malvín derrotó 86-80 a Hebraica en un partido en el que Bavosi la rompió, aunque el playero sufrió más de la cuenta. La serie 2-1 para el hebreo.

El vigente campeón llegaba tranquilo al Palacio, 2-0 arriba y ganando cómodamente los dos juegos previos. Por su parte los de la Avenida Legrand con más dudas que certezas iba por estirar la serie. Luciano Parodi, Leandro García Morales, Michael Hicks, Jaime Lloreda y Jimmy Boston fueron los cinco de Leo Zylbersztein. Mientras que pablo López arrancó con Federico Bavosi, Nicolás Mazzarino, Lorrenzo Wade, Allen Durham y Hatila Passos.

El encuentro comenzó con cierto dinamismo y disputado en la pintura, donde ambos se basaron a la hora de ofender. Con el correr de los minutos el que golpeó primero fue la playa, que metió todo lo que no el viernes pasado. Con bombas de Wade, Durham y Bavosi, más una corrida del "Mono" abrieron nueve de renta, que llevó al primer minuto de Zylbersztein. Sin duda la gran mejora de los de López fue la defensa. Con seis robos que terminaron en 13 puntos, el playero marcó la diferencia y se fue al primer descanso con la máxima, un aplastante 31-12 a favor.

Los segundos diez minutos fueron más parejos y si bien el azul bajó significativamente los porcentajes de tiro, el macabeo tampoco pudo anotar mucho, lo que mantuvo a diferencia. Con Hicks y Leandro en el banco con tres infracciones, Parodi fue quien dio la cara por el equipo y lo arrimó, pero excelentes minutos de Bavosi con robos consecutivos y sacando faltas volvieron a estirar la brecha, siendo de 18 culminada la primera mitad, 46-28.

El tercer cuarto fue un intercambio de puntos constante, favoreciendo a los de la Avenida Legrand, que estaba cómodo en cancha. Durham por un lado y Hicks por el otro eran las figuras del parcial. El hebreo empezó a cargar la pintura y de esta forma, sacar las faltas de su rival. Desde la línea de libres los de la calle Camacuá achicaron, yéndose al último chico 65-50 abajo.

El ocaso del encuentro fue distinto. En menos de un minuto de disputa García Morales puso una bomba, y tras excelente defensa Zanotta puso al campeón a diez unidades, dándole dramatismo al final. En ese momento Malvín se desesperó, entró en crisis y Hebraica lo aprovechó para correr la cancha y propinar un 10-0 que lo dejó a dos e hizo explotar a su hinchada. La reacción continuó y tras doble de Wade, una bomba de Hicks hizo mínima la diferencia. Cuando el panorama era oscuro para el playero aparecieron Hatila y Lorrenzo para cortar la racha e irse cinco arriba con 5:36 por jugar. El juego entró en un pequeño pozo para ambos, hasta que volvió a aparecer la figura determinante del Mono desde los 6.75. Un triplazo para dar aire y abrir ocho con 3:47 para el cierre. Siendo de cinco la diferencia con menos de dos minutos por jugar, los de López jugaron con su mejor aliado que fue el tiempo.  Con posesiones largas de todas formas no logró convertir y el macabeo apretó. Boston consiguió dos libres con 30.4 segundos por jugar pero anotó sólo el último, dejando en cuatro la diferencia. Llegaron los cortes y las manos seguras de Mazzarino y Durham empezaron a cerrar el juego, que segundos después ganó por 86 a 80.

Sin dudas la figura de Malvín y el encuentro fue Federico Bavosi, con 30 puntos y 8 rebotes. Seguido por Allen Durham con 20 unidades y 8 rebotes. En el perdedor Lloreda sumó 16 unidades y 18 rebotes. Secundado por Hicks con 15 puntos.