Guillermo Vila fue uno los puntos altos en la abultada victoria de Aguada sobre Marne por 91 a 60. Luego del encuentro el jugador rojiverde dialogó con Basquet Total.

Aguada se acostumbró a ganar en este Torneo Nacional Sub-23 y en todas las oportunidades el triunfo fue por amplio margen, es por eso que la diferencia no sorprende al jugador aguatero: “Nos esperábamos este partido porque lo venimos haciendo de forma seguida. Los otros partidos pudimos hacer lo mismo y sabíamos que si jugábamos como siempre podíamos repetir. Por suerte se nos dio”.

En tres presentaciones Aguada consiguió la misma cantidad de victorias y de a poco se encamina a hacer uno de los principales actores que estará en la definición de la Copa de Plata: “Nosotros queremos pasar la serie y después ver realmente que pasa. Pero la realidad es que jugamos tres y ganamos tres, entonces la ilusión de hacer bien las cosas y llegar lejos está latente”.

Germán Cortizas está a cargo de un equipo que sabe lo que quiere y que por momentos despliega un juego que pocas veces se ve en la Copa de Plata: “Tenemos muy buenos jugadores y colectivamente jugamos bien. Además tenemos jugadores que están en primera y eso nos ayuda mucho para aprender y para hacer un juego vistoso”. Sobre el relacionamiento entre los que dicen presente en el plantel principal y los jugadores del sub-23, Vila dice: “Nos llevamos muy bien entre nosotros. En los entrenamientos se nota y cuando nos toca jugar lo intentamos plasmar”.

Guillermo mostró un juego agresivo tanto en la defensa como el ataque. Para él la clave del encuentro pasó por la defensa: “Metimos mucha presión, robamos bastantes y obligábamos a que ellos tiraran muy apurados. A través de eso tuvimos mucho más la pelota y eso nos permitió convertir más”.